Enviar

EE.UU. retoma vía diplomática para Siria 

201309102221110.i2.jpg
La vía diplomática cobró de nuevo fuerza para resolver el conflicto sirio, tras la decisión de Barack Obama de llevar el caso al Senado y sopesar la propuesta rusa. AFP/La República
Estados Unidos retomó ayer la senda diplomática sin dejar de lado su amenaza militar y pidió un plan "vinculante" para la destrucción del arsenal químico sirio, al tiempo que preveía presentar una resolución junto al Reino Unido y Francia en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que se canceló.
El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el lunes que evaluaría suspender el ataque militar contra Siria, para el que ha pedido la autorización del Congreso, si el régimen de Bachar Al Asad acepta la propuesta rusa para que su arsenal de armas químicas quede bajo control de la comunidad internacional.
Así, la vía diplomática para intentar resolver la crisis siria cobró de nuevo fuerza y Obama habló por teléfono con su homólogo francés, François Hollande, y con el primer ministro británico, David Cameron, para analizar el plan ruso, aceptado en un principio por Siria.
Según indicó la Casa Blanca en un comunicado, los tres acordaron "trabajar juntos estrechamente" y "en consultas con Rusia y China" para "explorar seriamente la viabilidad de la propuesta rusa de colocar todas las armas químicas de Siria y materiales relacionados bajo control internacional pleno".
Obama se reunió en Washington con senadores demócratas y republicanos, y les instó a retrasar el voto en el Congreso sobre la autorización para atacar Siria con el propósito de trabajar, entre tanto, en la propuesta diplomática rusa.
La senadora por California y presidenta del Comité de Inteligencia del Senado, Dianne Feinstein, afirmó a la conclusión de la reunión con el presidente que dar tiempo a la comunidad internacional para que se trabaje en la proposición de Rusia "es lo correcto".
De acuerdo con la Casa Blanca, Obama transmitió a los senadores su voluntad de "perseguir la opción diplomática" presentada por los rusos y apuntó que su Gobierno pasará "los próximos días" trabajando al respecto con Moscú y con sus aliados en la ONU.
Una votación clave de procedimiento en el Senado sobre la autorización del ataque militar contra Siria estaba prevista para este miércoles pero se aplazó ante los últimos acontecimientos y, según fuentes del Congreso, podría retrasarse hasta la próxima semana.
La acción militar de Estados Unidos en Siria, si finalmente se produce, no ocurriría probablemente hasta mediados de octubre, según reconoció el jefe del Pentágono, Chuck Hagel, en una audiencia ante el comité de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes.
Aunque la amenaza de un ataque militar inminente parece irse diluyendo, el secretario de Estado, John Kerry, declaró ayer que EE.UU. "no esperará por mucho tiempo" para ver si la propuesta de Rusia para que Siria entregue su arsenal químico se concreta "de manera real y verificable".
Kerry también enfatizó que un plan para la destrucción del arsenal químico sirio debe ser "vinculante" e implicar "consecuencias" en el caso de que Damasco no lo cumpla.
Asimismo, consideró necesario que la comunidad internacional tenga "acceso sin límites a todas las instalaciones" de armas químicas en Siria.
El jefe de la diplomacia estadounidense y el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, prevén reunirse este mismo jueves en Ginebra para analizar la situación en Siria.

Washington/EFE


 

Ver comentarios