Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


EE.UU. nombra junta para resolver crisis de deuda de Puerto Rico

Bloomberg | Martes 06 septiembre, 2016

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, firma la legislación bipartidista que crea una junta de control fiscal para Puerto Rico. Bloomberg/La República


El gobierno del presidente Barack Obama nombró a siete personas para que integren una junta de control fiscal que supervisará la reestructuración de la deuda de Puerto Rico, de $70 mil millones, como un primer paso para que la isla salga de su crisis fiscal.

Los tres demócratas y cuatro republicanos fueron elegidos por la Casa Blanca a partir de una lista proporcionada por los líderes del Congreso de ambos partidos; el presidente Barack Obama hizo consultas con demócratas. La junta fue creada como parte de la ley aprobada por Obama en junio que protege a la isla de demandas de tenedores de bonos mientras trabaja en un plan para sanear sus finanzas.

"Con una amplia gama de habilidades y experiencias, estos funcionarios tienen los conocimientos que se requieren para hacer frente a este complejo desafío y poner el futuro del pueblo de Puerto Rico primero", dijo Obama en un comunicado.

La economía de Puerto Rico lleva tiempo en recesión debido a la partida de residentes a Estados Unidos, entre otros factores. La isla no tiene autorización para declararse en quiebra y el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, no logró persuadir a los tenedores de bonos de que aceptaran voluntariamente menos de lo que se les debe, lo cual hizo que el Congreso interviniera con legislación que le da herramientas para reducir su deuda.

La primera tarea de la junta será trabajar con García Padilla en un plan fiscal que servirá como base para las negociaciones con los acreedores, según dos funcionarios de la administración Obama que hablaron con la prensa a condición del anonimato. Se espera que el gobernador presente una propuesta en la segunda semana de setiembre, según uno de los funcionarios. Puede ser certificada en cuestión de semanas, dada la urgencia, de acuerdo con uno de los funcionarios.