EE.UU. critica retórica divisiva de Netanyahu
Benjamin Netanyahu aseguró antes de las elecciones que no permitiría la creación de un Estado palestino si continuaba al frente del Ejecutivo. AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

EE.UU. critica retórica divisiva de Netanyahu

EE.UU. está preocupado por la “retórica divisiva” usada por Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, durante la campaña electoral y sigue apoyando la solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino, para la paz en Oriente Medio, afirmó la Casa Blanca.
“Estados Unidos y este Gobierno estamos profundamente preocupados por la retórica que busca marginar a ciudadanos árabe-israelíes”, indicó Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, en el avión presidencial rumbo a Cleveland (Ohio, EE.UU.), tras la victoria de Netanyahu en las elecciones de ayer en Israel.
Esa retórica es profundamente preocupante y divisiva, además de que socava los valores e ideales democráticos que son una “parte importante de lo que une a Estados Unidos e Israel”, agregó Earnest.
Sobre los comentarios que hizo Netanyahu antes de las elecciones acerca de que no permitiría la creación de un Estado palestino si continuaba al frente del Ejecutivo, el portavoz recordó que EE.UU. sigue creyendo que la solución de dos Estados es la mejor para disminuir las tensiones en la región.
La política de EE.UU. “durante más de 20 años” ha sido la de perseguir una solución de dos Estados para “resolver el conflicto entre israelíes y palestinos”, dijo Earnest.
Tras los comentarios de Netanyahu, EE.UU. “reevaluará su posición” en el proceso hacia la paz en Oriente Medio y “el camino a seguir en esta situación”, apuntó el portavoz del presidente estadounidense, Barack Obama
Earnest indicó que el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, llamó por teléfono a Netanyahu para felicitarlo y Obama prevé hacer lo mismo en los próximos días.
La relación entre Obama y Netanyahu es conflictiva desde hace tiempo, pero la tensión aumentó este mes cuando el primer ministro israelí visitó Washington y dio un polémico discurso ante el Congreso con duras críticas al acuerdo que EE.UU. y otras cinco potencias negocian con Irán sobre el programa nuclear de Teherán. EFE
Por su parte, Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, cree que la solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino, “es el mejor y único camino” para que Israel “siga siendo un estado democrático”.
El comentario fue hecho ayer por Farhan Haq, portavoz de Ban, al ser consultado sobre las elecciones del martes en Israel, que, según datos preliminares, ha ganado Benjamin Netanyahu, actual primer ministro.
El portavoz indicó que Ban espera el “rápido establecimiento” de un nuevo Gobierno “que respete la voluntad de todos los votantes israelíes” y, una vez formado, permita “crear las condiciones para un acuerdo final de paz”.
Ese acuerdo debe incluir el final de la ocupación israelí de los territorios palestinos, el cese de los asentamientos y la creación de un “estado palestino viable viviendo en paz y en seguridad junto con Israel”.
“El secretario general piensa firmemente que es el mejor y el único camino para avanzar a fin de que Israel siga siendo un estado democrático”, dice la declaración.
Consultado el portavoz si Ban piensa que si el nuevo gobierno de Israel no apoya la solución de dos estados implicaría que Israel no es un estado democrático, el portavoz se limitó a repetir el texto que estaba leyendo.
Durante su campaña electoral, Netanyahu afirmó que si renueva su mandato no permitiría la creación de un estado palestino. Al respecto, un portavoz de la Casa Blanca afirmó que esta postura es “profundamente preocupante y divisiva”.
Asimismo, algunos de los partidos derechistas y religiosos que presumiblemente integrarán la futura coalición de gobierno en Israel comenzaron a establecer sus estrategias y a solicitar carteras en el próximo ejecutivo que encabezará el primer ministro y líder del Likud.
Aunque el Likud consiguió una holgada mayoría de 30 diputados (seis más que la coalición de centroizquierda Campo Sionista) y una notable diferencia de escaños con cualquiera de las formaciones que le apoyen, los medios israelíes inciden en el hecho de que estas pedirán carteras ministeriales, y de las consideradas sustanciosas.
En este sentido, el partido ultranacionalista Hogar Judío, que lidera Naftalí Bennet, podría haber pedido tres ministerios en el futuro gobierno, y de los considerados clave, señala el diario Ynet.

Washington/EFE

Ver comentarios