Enviar

La actualización, capacitación y formación de los educadores tampoco puede ser el producto de una imposición, sino de un proyecto que logre motivarlos para crecer


Educadores capaces de inspirar

El trascendental tema de la preparación y capacitación del personal docente del país, que se requiere como condición indispensable para avanzar en la calidad de la educación que se imparte, es abordado el viernes anterior mediante una entrevista a la Exrectora de la UCR, Yamileth González.
Ella, de acuerdo con nuestra publicación, se perfila como la posible jerarca del MEP en el caso de llegar a la Presidencia de la República el candidato Luis Guillermo Solís.
Nada oficial hay sobre los nombramientos que ocurrirán después del seis de abril próximo.
Pero pareciera que, en el caso de llegar González a ese tan importante puesto, su elección no proviene de la militancia en el PAC o del hecho de ser hoy su vocera en el campo educativo, sino más bien de su trayectoria en la academia.
Esto, su experiencia y su pensamiento crítico sobre la condición actual de la educación en el país, le han permitido formular una estrategia para avanzar un poco en el importante rezago que Costa Rica tiene en materia de educación, sin que se pueda pensar que todo se lograría en los cuatro años de un período de gobierno.
Entre los tópicos abordados en la entrevista Yamileth González toca uno que sin duda, es de donde debería partir todo el resto.
Nuestro sistema educativo público no solo debe ser inclusivo, es decir, incorporar a todos los niños desde el kinder, sino actualizar los contenidos y métodos a usar de modo que se ajusten a los adelantos y nuevas formas utilizadas en el mundo para desarrollar al máximo todo el potencial de los estudiantes.
El país necesita mucho comenzar a interesar en las ciencias, las matemáticas y las nuevas tecnologías a los niños, pero este entusiasmo no se logra no solo acercándolos a dichos conocimientos sino desarrollando, los educadores, la capacidad de inspirar en los pequeños el deseo de aprender en esas áreas.
La tarea es inmensa pero no imposible.
La actualización, capacitación y formación de los educadores tampoco puede ser el producto de una imposición, sino de un proyecto que logre motivarlos para crecer.
Una tarea que, llegue quién llegue al próximo gobierno, debe emprenderse desde el primer día y contar con el apoyo de todos.
 

Ver comentarios