Economía del trabajo transitorio impulsa nuevas apps laborales
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

Snagajob es una de una serie de aplicaciones que han surgido en los últimos años para servir a la llamada economía de empleo transitorio, conocida como “gig economy”.

Tan sólo este año las startups de recursos humanos han atraído $1.200 millones de capital de riesgo y buena parte de los fondos se ha destinado a compañías dedicadas a aprovechar la naturaleza fluida del trabajo temporario o por contrato, según la firma de análisis CB Insights. En un año electoral dominado por la preocupación sobre la desigualdad económica, Hillary Clinton y Donald Trump prometen generar más empleos de jornada completa. Pero Silicon Valley apuesta a que la economía “gig” llegó para quedarse.

“Hace dos o tres años era muy raro tener más de un trabajo”, dice el máximo responsable de Snagajob.com Inc., Peter Harrison. “Ahora es muy común. Estamos basando nuestro negocio en la dilución del límite entre conseguir un empleo y conseguir un turno”.

Snagajob, fundada en 2000 como una red laboral online concentrada en trabajo por hora “de escasa calificación”, dice que ha casi duplicado los ingresos derivados de empleadores en los últimos tres años. Afirma que tiene 10 millones de usuarios mensuales y unos 452 empleados. La compañía de Virginia dio a conocer en junio una aplicación de mensajería móvil que permite a los empleadores asignar jornadas y que trabajadores las negocien.

Snagajob cobra a los empleadores por cantidad de clicks, solicitantes, entrevistas y contrataciones que acumula. También vende suscripciones anuales por el uso de su software de contratación. Harrison, que tiene 53 años, se niega a decir a cuánto ascienden los ingresos, pero dice que Snagajob cubre los costos. En febrero, la startup reunió U$100 millones para el desarrollo de nuevos elementos y para financiar adquisiciones. El mismo mes anunció una sociedad con LinkedIn, que se ha caracterizado por representar a profesionales asalariados, para compartir análisis y datos sobre trabajadores por hora.

Aplicaciones similares están surgiendo en Europa. España, con un gran sector de servicios y un desempleo del 20%, se ha convertido en un campo de pruebas para empresas que llevan la simplicidad de la geolocalización y los algoritmos para empatar gente a la contratación por hora. Tres de ellas -Job Today, Jobandtalen y CornerJob - han captado juntas $87 millones este año.

Job Today ayuda a los restaurants y empresas familiares encontrar y entrevistar meseros, asistentes de ventas y choferes. Los empleadores pueden publicar tantos empleos como deseen y tienen 24 horas para preseleccionar a sus candidatos, después de lo cual pueden usar un chat para hablar sobre los detalles del trabajo y programar una entrevista en persona. Publicar una vacante en Job Today no tiene ningún precio por ahora.

Posteriormente, planean vender suscripciones que permitan a los empleadores buscar candidatos y publicar empleos de manera ilimitada. La startup dice que tiene cerca de 100 mil negocios como clientes y que ha procesado 15 millones de aplicaciones desde hace un año que se fundó.

Las tendencias de personal se están moviendo a favor de estas aplicaciones en tanto que más gente prefiere elegir sus propios horarios. En Estados Unidos, incluso si ellos prefieren trabajar tiempo completo, la política del gobierno ha incentivado a las compañías a contratar empleados temporales o por contrato, dijo Harrison de Snagajob. Para evitar la obligación de proveer cobertura médica a los empleados, conforme a la reforma promovida por el presidente Barack Obama conocida como Obamacare, muchas empresas en Estados Unidos se aseguran deliberadamente de que sus empleados trabajen menos de 30 horas por semana. También prefieren contratar empleados temporales para evitar el pago de horas extras, ahora que la administración de Obama ha ampliado la elegibilidad a millones de estadounidenses.

Uno de los motivos por los que Mustafa Muhammed por fin cedió y compró un teléfono inteligente fue que tenía que encontrar empleo.

El cocinero de 57 años estaba cansado de usar la computadora de una biblioteca para buscar empleo y de ver cómo sus amigos lo aventajaban gracias a alertas que recibían en sus teléfonos. Luego de elegir su primer teléfono hace dos años, descargó una aplicación para móviles llamada Snagajob. Este verano (boreal) consiguió trabajo en la inauguración de un nuevo restaurante de la cadena IHOP en Harlem luego de ver el mensaje en su bandeja de entrada.

“Es el segundo trabajo”, dice Muhammed, que también trabaja en el comedor de la Universidad Fordham. “Quería contar con algo más para el verano. No me gusta estar inactivo”.


Ver comentarios