Economía de EE.UU. crece más de lo esperado en tercer trimestre
Aunque los analistas prevén que la subida de las tasas de interés se produzca a mediados de 2015, Janet Yellen, presidenta del banco central estadounidense, insiste en que todavía se mantendrán en los niveles actuales por un tiempo considerable. AFP/La República
Enviar

Economía de EE.UU. crece más de lo esperado en tercer trimestre

La economía estadounidense creció a un ritmo anual del 3,9% en el tercer trimestre, por encima de los pronósticos, y consolida un repunte continuado en los últimos seis meses, en los que se expandió con una fortaleza no vista desde 2003.
Esta segunda estimación del Departamento de Comercio superó el 3,5% calculado previamente y sorprendió también a los analistas, que habían apostado por una tasa anual de crecimiento del 3,3%.
En el segundo trimestre del año, el ritmo de crecimiento fue del 4,6%, frente al 2,1% de contracción registrado en el primero a causa de un inesperadamente largo y frío invierno.
El gobierno estadounidense, que ha hecho de la recuperación económica una de sus prioridades, celebró el nuevo dato.
"Desde el final de la crisis financiera, EE.UU. ha avanzado de manera más fuerte que la mayoría de otros países del mundo, y la reciente cifra subraya que la economía estadounidense continúa liderando la recuperación global", aseguró Jason Furman, director del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.
El crecimiento vino dada principalmente por el gasto de los consumidores y la inversión empresarial, y abre la puerta a mayores subidas dado que los consumidores representan dos tercios de la actividad económica y se aproxima la temporada navideña de ventas, de acuerdo con un comunicado del consejo.
El gasto de los consumidores creció un 2,2%, frente a la estimación inicial del 1,8%; mientras que la inversión empresarial lo hizo un 10,7%, por encima de la previsión del 7,2%.
A esto contribuyen los bajos precios de la gasolina en EE.UU., que se encuentran por debajo de los $3 el galón (3,7 litros) y en mínimos desde 2010, y permite a los estadounidenses dedicar más parte de su presupuesto a otros gastos.
Frente a esto, las exportaciones se incrementaron un 4,9% entre julio y setiembre, menos del 7,8% de la primera estimación y del 11,1% registrado en el segundo trimestre del año.
Esto responde a la ralentización económica global, arrastrada por la desaceleración de economías emergentes como China o Brasil y la fragilidad que aún muestran las economías de Japón y la zona euro.
Frente a ello, Estados Unidos, la primera economía mundial, parece preparado para expandirse principalmente gracias al impulso de la demanda interna.
Los mercados recibieron la noticia con buenos ojos y Wall Street abrió con ganancias con el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, con un alza de un 0,16% animado por el dato del Producto Interno Bruto (PIB).
La mejoría economía también se ha reflejado en el mercado laboral en EE.UU., cuya tasa de desempleo se ubicó en octubre en un 5,8%, la más baja desde julio de 2008.
Asimismo, este nuevo dato positivo añade presión sobre la Reserva Federal (FED), que en octubre cerró el programa de estímulo monetario a través de la compra de bonos, y ha adelantado que contempla la subida de los tipos de interés de referencia, actualmente del 0% al 0,25 %, para algún momento de 2015.
Aunque los analistas prevén que la subida de las tasas de interés se produzca a mediados de 2015, Janet Yellen, presidenta del banco central estadounidense, ha insistido en que todavía se mantendrán en los niveles actuales por "un tiempo considerable".
Se trataría de la primera alza de tipos de interés en Estados Unidos desde finales de 2008.

Washington/EFE

Ver comentarios