Economía estadounidense se contrajo un 6,2%
Enviar
Economía estadounidense se contrajo un 6,2%


Washington -- La economía de Estados Unidos se contrajo un 6,2% durante el último trimestre del año pasado, un dato que superó las estimaciones del Gobierno y el consenso de analistas y que supone el peor registro desde 1982.
El Departamento de Comercio indicó, durante su primera estimación del Producto Interior Bruto (PIB) el mes pasado, que la economía se había contraído un 3,8% entre octubre y diciembre del 2008, un dato muy inferior al divulgado el viernes.

El consenso de economistas esperaba que la cifra revisada hecha pública el viernes quedara situada en el 5,4%.
La primera economía mundial arrancó el 2008 en baja forma, retomó cierto aliento durante el segundo trimestre, se contrajo a un ritmo anual del 0,5% en el tercero y acabó de hundirse en la recta final del ejercicio.
El deterioro se vio agudizado por la intensificación de la crisis financiera en el país, la peor desde la Gran Depresión de 1930.
El agravamiento de los indicadores macroeconómicos en la recta final del 2008 obedeció también a la reducción del gasto de los consumidores, el principal motor económico de Estados Unidos, y que cayó en el citado periodo a los niveles más bajos de los últimos 28 años.
En general, los estadounidenses gastaron menos en automóviles, muebles y ropa, entre otros artículos.
Las empresas también redujeron su inversión, que cayó un 21,1% en el periodo, la mayor contracción desde 1975, frente a la previsión inicial del 19,1%.
Las exportaciones fueron otro de los lastres a finales de año, al caer a una tasa anual del 23,6%, el peor dato desde 1971.
El Gobierno había pronosticado una reducción del 19,7% en su informe inicial del mes pasado.
Uno de los pocos aliados de la economía entre octubre y diciembre del 2008 fue el gobierno federal, que incrementó su gasto en un 6,7% en el periodo, tras haberlo hecho un 13,8% en el trimestre anterior.
Los analistas esperan que la economía se contraiga al menos un 5% adicional durante el primer trimestre de este año y que el desempleo siga aumentando.
La Reserva Federal prevé que la tasa de desempleo suba hasta alrededor del nueve% este año.
En la actualidad, se encuentra en el 7,6%, el nivel más alto en 16 años.
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, aseguró esta semana durante su comparecencia semestral ante el Congreso que Estados Unidos podría salir de la recesión este año y comenzar la recuperación en el 2010 siempre y cuando los mercados se estabilicen.
“Si las acciones adoptadas por el Gobierno, el Congreso y la Reserva Federal tienen éxito al lograr cierta estabilidad financiera existe una posibilidad razonable de que la actual recesión acabe en el 2009”, afirmó Bernanke el martes.
En el conjunto del 2008, el crecimiento fue del 1,1%, el dato más bajo desde 2001, cuando el PIB se contrajo un 0,8%.
El Departamento de Comercio informó que los principales aliados del crecimiento en 2008 fueron las exportaciones, el gasto en servicios de los consumidores y el gasto del gobierno federal y los gobiernos locales.
El Gobierno del presidente Barack Obama ha tratado de insuflar vida en la economía con la reciente aprobación de un paquete de estímulo por un total de $787 mil millones.
El nuevo inquilino de la Casa Blanca también dio a conocer un plan por valor de $75 mil millones para frenar las ejecuciones hipotecarias.
La debilidad económica ha logrado, por lo demás, reducir las presiones inflacionarias.
Si se excluye la alimentación y la energía, los precios subieron a un ritmo anual del 0,8% en el último trimestre, el dato más bajo desde 1997.

Ver comentarios