Economía de Estados Unidos creció un 3% en el tercer trimestre
***Pie de foto***Se espera que un mercado laboral estable, inflación contenida y bajos costos de endeudamiento proporcionen medios para que los hogares mantengan sus gastos. Bloomberg/La República
Enviar

La economía de Estados Unidos se expandió a un ritmo más rápido de lo previsto en el tercer trimestre, lo que indica una demanda resistente de los consumidores y las empresas, incluso con el impacto de los huracanes Harvey e Irma, según datos del departamento de Comercio.

El producto interno bruto creció a una tasa anualizada de 3% (estimado era de 2,6%) luego de una ganancia de 3,1% en el segundo trimestre, los mejores trimestres consecutivos desde 2014.

El gasto del consumidor, la mayor parte de la economía, creció 2,4% (estimado 2,1%) después de 3,3% en el segundo trimestre. La inversión fija comercial aumentó 1,5%, agregando 0,25 puntos porcentuales (ppt) al crecimiento; el gasto en estructuras no residenciales cayó, el equipo y la propiedad intelectual ganaron, los inventarios agregaron un crecimiento combinado de 1,14 ppt.

El departamento de Comercio dijo que no puede estimar el impacto de los huracanes en el PIB; las pérdidas por desastre en activos fijos, privados y públicos, totalizaron alrededor de $31.400 millones.

Si bien el PIB creció más de lo previsto, los analistas buscan otra medida clave para evaluar la verdadera salud de la economía. Las ventas finales a los compradores nacionales, que eliminan el comercio y los inventarios —los dos componentes más volátiles del cálculo del PIB— subieron 1,8%, el más lento desde principios de 2016, después de haber ganado 2,7% en el trimestre anterior.

Las consecuencias de los huracanes fueron mixtas, probablemente deprimiendo algunas cifras y elevando otras. Las tormentas infligieron daños extensos en partes de Texas y Florida, aunque es probable que el efecto sea transitorio, ya que se espera que la actividad económica se recupere en medio de los esfuerzos de reconstrucción.

El gasto del consumidor, que representa alrededor del 70% de la economía, agregó 1,6 puntos porcentuales al crecimiento el trimestre pasado.

Eso fue impulsado por vehículos motorizados, gracias a que los estadounidenses reemplazaron automóviles dañados por las tormentas, mientras que el gasto en servicios disminuyó al ritmo más débil desde 2013.

Aun así, se espera que un mercado laboral estable, inflación contenida y bajos costos de endeudamiento proporcionen medios para que los hogares mantengan sus gastos.

La primera lectura del PIB, el valor de todos los bienes y servicios producidos, también mostró una fortaleza continua en la inversión empresarial, lo que indica que el crecimiento se está ampliando a más fuentes que van más allá del consumo de los hogares. Las empresas son optimistas sobre las perspectivas y los mercados extranjeros están mejorando, lo que puede ayudar a impulsar las exportaciones y contener el déficit comercial.


Ver comentarios