Enviar
Duelo por la distancia
Un recuperado Real Madrid busca recortar la brecha, a un Barcelona que tiene el pie en el acelerador

“Los enamorados del fútbol paramos el mundo cuando hay un Madrid-Barcelona”; de esta forma el técnico del equipo merengue, José Mourinho analizó en una entrevista concedida a Bein Sport el clásico de este domingo, entre dos de los principales equipos del mundo.
Barcelona accede a este partido este domingo a las 11.50 a.m. (hora de C.R.) con ocho puntos de ventaja sobre su archirrival, algo que el técnico madridista acepta como un rendimiento “flojo” y que justifica en el hecho de que su equipo arrancó “viviendo del prestigio de ser campeón”.
Por la otra parte, el entrenador azulgrana Tito Vilanova sentencia que “hemos jugado tantas veces en los últimos meses que ni el Madrid nos va a sorprender, ni nosotros a ellos tampoco”, haciendo referencia a muchos clásicos, en la Liga, la Copa del Rey, la Liga de Campeones, la Supercopa, etc.
Con respecto a los futbolistas, es para tomar en cuenta que el Real acude a la cita con un Cristiano Ronaldo encendido, con dos tripletes, ante el Deportivo y Ajax, en siete días. Barcelona no podrá contar con Carles Puyol, fracturado, y la duda de Gerard Piqué, algo que Tito dice lo obligará a “reconvertir jugadores a posiciones que no son las suyas”, como es el caso reciente del camerunés Alex Song, que ya ha ocupado el eje de la zaga. Además agregó que el Real “no juega igual que el Benfica” (equipo portugués al que vencieron 2 a 0 a media semana, por la Champions) por lo que será un partido totalmente diferente.
Este partido como siempre despierta el hambre de victoria entre los jugadores, y Lionel Messi, lo ha dejado claro al expresar que su equipo, más que tomar revancha por la derrota ante el Real, en la final de la Supercopa, simplemente “tiene ganas de vencer”, y seguir distanciándose de sus rivales.
Por su parte Ronaldo, que empezó con la pólvora mojada, ha marcado ocho goles en los últimos cuatro partidos y llegará al estadio azulgrana en plena forma. No fue hasta la tercera jornada frente al Granada cuando el luso consiguió un doblete. No marcó frente al Sevilla, donde el equipo blanco perdió 1-0, pero desde entonces ha anotado en todos los partidos. El crack del Madrid dio la victoria con un gol en el descuento ante el Manchester City, sentenció de penalti el partido ante el Rayo y se empachó ante Deportivo y Ajax, donde firmó sendos tripletes.
Este partido será visto por más de 400 millones de personas en todo el mundo, según estimaciones de Mediapro, propietaria de los derechos internacionales de este juego que podrá verse en más de 30 países.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios