Logo La República

Jueves, 6 de agosto de 2020



NOTA DE TANO


¡Drama en la final!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 21 diciembre, 2019

esteban alvarado entrenando

El paso arrollador de Liga Deportiva Alajuelense en la etapa clasificatoria, combinado con su “derrumbe”, en la segunda fase, donde se erigió el Club Sport Herediano como gran protagonista, le da a la final de este sábado tintes dramáticos.

Los miles y miles de seguidores de la Liga no se esperaban este desenlace tan angustiante, luego del paso tan demoledor del equipo en la primera mitad del torneo. El ansiado título 30, que se suponía viajaba raudo a las históricas vitrinas del club, hoy parece que se escapa como agua entre los dedos de una mano.

De pronto, surgió un Herediano curtido, rocoso, empoderado, incómodo, que le ha hecho la vida imposible al León y lo puso contra las cuerdas. Lo tiene al borde del K.O y si la Liga pierde esta corona, la frustración de su fiel feligresía llenará todos los vasos de la desesperanza.

Lea más: Después de Herediano-Liga, solo basura

Herediano eliminó al Saprissa en semifinales y silencia a la artillería manuda que se ha quedado en blanco en tres partidos seguidos. De aquella delantera que metía goles en todos los partidos, solo queda el silencio.

Se apagaron McDonald, Lássiter, Ureña, Cusuco, Kenner, los dos López, mientras se crecía una muralla florense liderada por el portero Esteban Alvarado, una zona de cuatro defensores con Fuller, Soto, Salazar y González y en la cintura, es como anunciar a Serrat y Sabina en concierto, con Granados y Azofeifa.

Esta noche, Alajuelense urge de un gol para empezar a respirar. Si no anota, el Team campeoniza y este será precisamente el condimento dramático de la final.

Lea más: Las zonas fuertes del Herediano son cinco

El León se lanzará sobre su eventual presa en procura de esa anotación que le dará vida, mientras que el Herediano, experto en sostener resultados cortos y en congelar las acciones, meterá el juego final en el archivo, jugará con el reloj y si puede, en uno de sus letales contraataques o balones a “balón parado”, liquidará la serie y se dejará la corona 28.

Tácticamente el Team ha sido superior al Alajuelense en estas instancias finales. Su técnico José Giacone es experto en manejar este tipo de partidos cerrados, ya logró un 0-0 en el juego que cerró la final de la segunda fase también en La Catedral y si repite este empate, será de nuevo campeón, un título que ya logró dirigiendo a Pérez Zeledón.

Su colega y compatriota, Andrés Carevic, confía en que sus discípulos finalmente se topen con los cordeles, que termine la sequía y que la Liga repita uno de sus tantos partidos grandes que jugó durante la primera etapa del torneo.

¡Drama en la final!

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.