Dos señales positivas para la economía
Enviar

Recortes en presupuesto 2015 y tendencias positivas en comercio exterior

Dos señales positivas para la economía

Expertos consideran que son insuficientes



RESUMEN EJECUTIVO
Estamos todavía lejos de una economía sana, dadas las persistentes pérdidas del Gobierno, así como un déficit crónico en nuestras relaciones comerciales con el resto del mundo.

201409302132510.n222.jpg
Sin embargo, hay señales positivas, incluso un mejoramiento en el comercio exterior, así como la expectativa de los recortes en el presupuesto de 2015, que ayudarían a sanear las finanzas del Gobierno.


Estamos todavía lejos de una economía sana, dadas las persistentes pérdidas del Gobierno, así como un déficit crónico en nuestras relaciones comerciales con el resto del mundo.
Sin embargo, se detectan señales positivas, incluso un mejoramiento en el comercio exterior, así como la expectativa de los recortes en el presupuesto de 2015, que ayudarían a reducir el déficit crónico del Gobierno.
En cuanto al comercio exterior, ha sido impresionante el incremento en las exportaciones de los servicios costarricenses, que en los últimos tres años han crecido en un promedio del 17% anual.
Entre las áreas más exitosas en el sector de los servicios exportados, se detectan sobre todo el turismo y los servicios avanzados, como call centres y programación de software.
Gracias en parte a este fenómeno, los datos del comercio están demostrando una tendencia favorable.
Las importaciones continúan superando a las exportaciones, sin embargo, el déficit en la cuenta corriente creció en un promedio de tan solo el 6% en los últimos dos años.
En comparación, el déficit comercial crecía en un promedio del 45% en los tres años anteriores a la recesión de 2009.
El saldo podría ser más favorable aún para el resto de este año, ya que contamos con una moneda que vale casi un 10% menos que en 2013.
Esto hace que nuestras exportaciones sean más competitivas y las importaciones menos atractivas, lo que podría traducirse en un menor déficit comercial.
La cuenta corriente está conformada por las transacciones comerciales que el país tiene con el resto del mundo, sobre todo la importación y exportación de los bienes y servicios.
Cuando un país compra más de lo que vende, tiene que endeudarse, lo cual a largo plazo sería dañino para la economía.
En cuanto al presupuesto del Gobierno, es casi seguro que habrá recortes en el plan presentado en agosto.
Una opción sería la propuesta de Hacienda, que implica una reducción de alrededor de ¢220 mil millones, que permitiría tener un déficit para 2015 por debajo del 6% del valor de la producción nacional.
La otra propuesta, de Ottón Solís, que fue descartada esta semana, habría reducido el déficit por un monto de ¢300 mil millones.
La aprobación de cualquiera de esas propuestas no sería motivo para hacer fiesta, dado que las pérdidas del Gobierno seguirían siendo altas.
No obstante, el debate en este momento tiene que ver con cómo se harían los recortes y de cuánto serían, no si se llevarán a cabo o no.
Con un proyecto aprobado similar a los ya presentados, sería la primera vez desde hace ocho años en que el déficit es menor que el del año anterior, o sea que el país estaría revirtiendo una tendencia peligrosa.
Otra posibilidad es que no haya acuerdo acerca de ninguna propuesta.
En este caso, se aprobaría de forma automática el presupuesto de este año, con el cual quedaría el déficit en 2% del PIB, al suponer un crecimiento real en la producción del 3,4%.
El déficit contemplado por el presupuesto originalmente presentado por el Gobierno habría sido de no menos del 6,6% del Producto Interno Bruto.

201409302132510.n22.jpg

Redacción
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios