Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


¿Dónde encontrará el dinero el próximo gobierno para financiar sus necesidades?

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 09 abril, 2018



Es claro que el próximo gobierno de Carlos Alvarado necesita un poco de aire para planear bien sus ejecuciones en lo económico, pero deberá conocer bien sobre el cuánto, cuándo y cómo encontrar el dinero para financiar sus necesidades.

Solo este año, entre lo que falta por asignar en recursos del presupuesto nacional (¢8,3 billones) y los vencimientos por cubrir (¢2,1 billones) deberá pensar en tener en la cuenta nacional unos ¢10,4 billones.

Para cubrir todo ese dinero, el próximo ministro de Hacienda tiene los ingresos por impuestos (que podrían crecer si se aprueba la reforma fiscal que se discute en la Asamblea), pero esto no es suficiente.

El faltante acude a la colocación de bonos en el mercado local, ya que no tiene autorización para emitir en el extranjero, algo que sería un buen instrumento tomando en cuenta el estrujamiento actual por los recursos.

Otra opción son los créditos con organismos internacionales, pero estos solicitan cláusulas para mejorar la posición de solvencia del país, así como mitigar el riesgo fiscal, que en ocasiones no son populares (más impuestos, recortes severos de gastos, entre otros).

Lea más: Presidente Carlos Alvarado se enfrentará a los problemas que genera el peor déficit en 30 años

¿Cuánto dinero y cuándo necesitará Hacienda?

El dato es crucial para el próximo ministro de Hacienda, esto para la preparación adecuada de un flujo de caja que atienda todas las necesidades, como salarios, transferencias y pagos de la deuda, sin presentar atrasos.

Solo este año, deberá tener ¢10,4 billones entre lo que falta por asignar en recursos del presupuesto nacional (¢8,3 billones) y los vencimientos por cubrir (¢2,1 billones).

Solo en salarios el gobierno mes a mes debe pensar en unos ¢80 mil millones para todo lo que está con cargo al presupuesto.
En cuanto a los vencimientos, estos representan un 10,5%  de la deuda, están concentrados principalmente en lo que resta del segundo trimestre, como regalo de bienvenida para el nuevo ministro de Hacienda.

El otro fuerte, está entre setiembre y noviembre, pero esto puede cambiar.

Hay que tomar en consideración el cambio que ha sufrido desde noviembre pasado el perfil de vencimientos de la deuda del gobierno, ya que Hacienda ha recurrido a subastas tomando posiciones en el corto plazo.

Para 2019, deberá pensar en unos ¢11,2 billones (siempre y cuando el presupuesto solo crezca en un 5%) y que los vencimientos alcanzan ¢1,4 billones. Estos se concentran entre marzo, mayo, junio y setiembre.

Lea más: BCCR y Hacienda les ganan a los bancos por inversiones de corto plazo

¿De dónde saldrán los ¢10,4 billones?

Un 56% de esos recursos Hacienda lo obtiene de lo que recauda en impuestos (ingresos corrientes), el resto lo financia con deuda.
En la actualidad Hacienda solo está utilizando las subastas y colocaciones directas en el mercado interno, tanto en colones como en dólares, pero esto genera mucha presión en tasas de interés y está secando el mercado.

Incluso ya muchos analistas indican que el estrujamiento de los recursos es alto, y queda poco para pensar en colocaciones de crédito o nuevas inversiones del sector privado.

Hay que tomar en cuenta, además, que esta cifra puede variar, ya que desde noviembre pasado el perfil de vencimientos de la deuda del gobierno tiene cambios.

Esto por cuanto la Tesorería Nacional ha recurrido a las subastas y colocaciones directas tomando posiciones en el corto plazo.

Esto significa que se va a requerir mayor velocidad en el refinanciamiento de esos vencimientos. Estas “operaciones de caja” representan ahora una presión adicional en el flujo del gobierno, algo que, sin solución fiscal, ni posibilidad de endeudarse en el exterior seguramente seguirá sucediendo.

Habrá que esperar si con las nuevas autoridades de Hacienda se continúa pensando en la posibilidad de los contratos de colocación por hasta $2 mil millones en este año, pero todavía está la interrogante de si este mecanismo se puede realizar o no en el país.

Si este dinero se llega a captar, Hacienda deberá dejar de presionar el mercado interno con tanta incidencia, lo que ayudará a que las tasas de interés no suban de forma considerable como se espera para este 2018 en ambas monedas.


 


Plan de financiamiento por el momento

El pasado viernes 23 de febrero Hacienda presentó el Plan de Endeudamiento para el primer semestre, en el que indicó cómo encontraría los recursos para financiar sus necesidades, habrá que ver qué cambiará con las nuevas autoridades.

  • Primero indicó que iría hasta por ¢1,25 billones, monto máximo aunque siempre se sobrepasa
  • Descartó el contrato de colocación anunciado en noviembre por $1.500 millones, pero indicó que ahora irá por varios contratos hasta por $2 mil millones en todo 2018
  • Dijo que emitirá bonos cero cupón a vencer los 15 de cada mes, como parte de las operaciones de gestión de caja
  • Continuará con las colocaciones por Tesoro Directo

Fuente: Hacienda
 


Solo el mercado interno

Aun cuando las necesidades son grandes, Hacienda no tiene muchas posibilidades para encontrar el dinero que necesita, por el momento solo el mercado interno, algo que ha venido presionando en los últimos tres años.

Silvia Jiménez
Jefe Análisis y Estrategia de Inversión
Grupo Financiero Mercado de Valores

No hay autorización para endeudarse afuera

El gobierno cubre sus gastos por medio de sus ingresos corrientes, transferencias y donaciones; para cubrir el faltante acude a la colocación de títulos valores en el mercado local, ya que por el momento no tiene autorización de parte de la Asamblea Legislativa para optar por endeudarse en el mercado externo.
Se ha hablado de mecanismos para cambiar esta situación, de forma tal que se permita acceder a recursos a un costo menor, con mayor liquidez y a plazos más amplios que en el mercado nacional, pero por el momento no es viable.
Otras opciones que puede gestionar son préstamos con organismos internacionales, que normalmente solicitan cláusulas para mejorar la posición de solvencia del emisor.
A nivel local capta recursos tanto en colones como en dólares, a través de instrumentos como: colocaciones a través de Subasta, Ventanillas Abiertas, Tesoro Directo y el mecanismo de contratos de colocación que hasta el momento no se ha concretado pero que fue presentado como un proyecto a gestionar de parte de la Tesorería para este año.

Mauricio Hernández
Gerente Prival Advisory and Strategy
Prival Bank

Sin plan fiscal, solo colocaciones de corto plazo

Mientras no exista un plan fiscal consolidado que represente recursos frescos para las arcas públicas por ahora a las autoridades les queda como herramienta la colocación de bonos en el corto plazo ofreciendo mayores rendimientos.
Además, con seguridad continuarán usando los canjes y las ventanillas abiertas por varios días.
Por otra parte, se puede insistir en los contratos de colocación procurando atraer a inversionistas internacionales.
Todo esto requiere una cercana coordinación con el Banco Central para que no se generen conflictos como los observados en el segundo semestre del año pasado. Si las autoridades requieren colocaciones a más largo plazo la alternativa será utilizar los bonos ajustables a la curva soberana.

Luis Diego Herrera
Analista económico
Grupo Financiero Acobo


Es de esperar que continúen con la misma estrategia

Las opciones de financiamiento se reducen a todas aquellas que puedan tener a su alcance en el mercado local, debido a la imposibilidad de emitir deuda externa.
El Ministerio de Hacienda ha utilizado el mercado primario, ventanillas abiertas, Tesoro Directo, Canjes, Subastas Inversas y tiene la posibilidad de utilizar los contratos de colocación.
Es de esperar que en el futuro cercano continúe utilizando estas opciones.

 


NOTAS RELACIONADAS