Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Donald Trump anularía el TLC norteamericano

Bloomberg | Viernes 02 octubre, 2015

Trump buscaría imponer aranceles a las compañías estadounidenses. AFP/LA REPÚBLICA


Donald Trump anularía el TLC norteamericano

 Donald Trump se ha comprometido a renegociar o rescindir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, diciendo que ha sido un desastre para EE.UU.
El multimillonario favorito para la nominación republicana no es el primer candidato presidencial para golpear el trato. Desde su creación Ross Perot advirtió de un “gigantesco sonido de succión” tirando puestos de trabajo a México.
El TLCAN ha sido un saco de boxeo popular para los políticos. A pesar de la popularidad de la idea, sacando el tratado se podría tener todo tipo de consecuencias imprevistas para las empresas estadounidenses y el mayor mercado de exportación de Estados Unidos se vería comprometido.
Las exportaciones de bienes a Canadá y México se han cuadruplicado desde que el TLCAN entró en vigor en 1994, llegando a alrededor de $550 mil millones el año pasado. Eso es más que las ventas a China, Japón, el Reino Unido, Alemania, Corea del Sur, Brasil, India, Rusia y Hong Kong combinados.
Mientras que los críticos han denunciado el tratado y otros acuerdos de libre comercio para la apertura de los mercados estadounidenses a los productos extranjeros , el acuerdo en realidad bajó los aranceles en Canadá y México, incluso más que en los EE.UU. 
El gobierno estadounidense aplica un arancel promedio de apenas 4,3% a las importaciones de México y 5.1% a los de Canadá antes del TLCAN, mientras que Canadá tenía un impuesto de 9.7% sobre las importaciones procedentes de los EE.UU. y el impuesto de México fue de 12.4%, según un estudio del año pasado dirigida por Gary Hufbauer, un analista del Instituto Peterson de Economía Internacional.
“Un retorno a las tarifas anteriores al TLCAN significaría que nuestros exportadores tienen más que perder en el choque inmediato de Canadá y México; los puestos de trabajo que se han ido, no volvería”, dijo Hufbauer en una entrevista.
En su búsqueda de menores costos para las cadenas de producción, las empresas estadounidenses han trasladado trabajo en el extranjero, algunos de los países que tienen libre comercio con los EE.UU. y otros para las naciones que no lo hacen.
"Si no tuviéramos el tratado, serían cosas como la ropa y los automóviles que se producen en México, ¿estos se produce en los Estados Unidos? No," dijo David Gantz, profesor de derecho mercantil en la Universidad de Arizona.

Bloomberg