Donald Trump inspira nueva edad de oro de la comedia nocturna
La elección de Donald Trump ha sido un impulso para los humoristas dispuestos a burlarse del gobierno. Bloomberg/La República
Enviar

Después de atravesar algunas dificultades durante gran parte de su primer año como anfitrión de “The Daily Show”, Trevor Noah está registrando sus mejores índices de audiencia desde que asumió el reto de manos de Jon Stewart a finales de 2015. Gracias, señor presidente.

La elección de Donald Trump ha sido un impulso para los humoristas dispuestos a burlarse de un gobierno despectivo con los medios y de los liberales que llenan los medios de comunicación de las capitales del país.

Desde “Saturday Night Live” hasta Bill Maher de HBO, los shows de comedia están ganando espectadores en cifras no vistas en años. Noah ha sido uno de los mayores beneficiados, con ratings para su show de Comedy Central un 9% más altos que hace un año gracias a los espectadores jóvenes, que sintonizan su programa para ver cómo derriba cada noche al presidente y su gabinete.

“Cuando la política pasa por su peor momento, es el mejor momento para la comedia en general y los presentadores de los programas nocturnos en particular”, dijo en una entrevista Kent Alterman, presidente de Comedy Central, de Viacom.

Al igual que Noah, Stephen Colbert tuvo problemas en su transición de 2015 de Comedy Central a “The Late Show” en CBS. Pero ha sido aclamado, y ha ganado más espectadores, con su comentario político reciente, llegando a superar a “The Tonight Show Starring Jimmy Fallon”. Su rating aumentó un 6% este año.

En tanto, la excorresponsal del “Daily Show”, Samantha Bee, ha duplicado con creces su audiencia en la segunda temporada de “Full Frontal” en TBS, mientras que Maher, de HBO también ha progresado y ha reunido 5,5 millones de espectadores por episodio, la mayor audiencia desde 2003, su primer año en el canal.

Ver comentarios