Enviar

Harvard

Domine una nueva habilidad

201303192259300.n5.jpg
Superarse es necesario para avanzar. Pero, independientemente de si quiere ser mejor hablando en público, usando las redes sociales o analizando información, ¿cómo debe empezar?

1 Empiece de a poco
Aprender habilidades nuevas puede ser abrumador. Concéntrese en una y divídala en metas manejables.

2 Reflexione a lo largo del camino
Piense en lo que está aprendiendo, de lo contrario la nueva habilidad no se afianzará. Hable de su progreso con los demás.

3 Enseñe a los demás
Una de las formas más rápidas de aprender algo nuevo, y practicarlo, es enseñar a otros cómo se hace. Comparta lo que aprenda con su equipo.


Gánese a su nuevo jefe

La experiencia de tener un nuevo jefe puede estar cargada de ansiedad y riesgo. A continuación cómo establecerse como alguien a quien su gerente puede recurrir:

1 Vaya despacio en la relación. Solo escoja algunos temas vitales a tratar desde el principio, para no abrumarlo. Con el tiempo, podrá discutir sus otros proyectos.

2 Observe su estilo. ¿Su nuevo jefe prefiere conversaciones cortas o largas? Utilice estos indicadores para moldear la forma de presentarse.

3 Sea honesto. Los nuevos líderes deben depender de gente relativamente desconocida para recibir opiniones honestas. Busque oportunidades para aportar opiniones francas útiles.

Fomente que los empleados se queden

A ningún empleador le gusta lidiar con la rotación de personal, especialmente cuando pierde buena gente. Pero sus empleados necesitan buenas razones para quedarse. A continuación tres cosas que puede hacer para ganarse su entrega:

1 Asígneles responsabilidad. Esto demostrará a sus empleados que confía en ellos. Fomente que ganen nuevas habilidades. Haga contrataciones internas cada vez que pueda y dé promociones generosas en momentos apropiados.

2 Muestre respeto.
Los empleados quieren saber que los valoran. Haga prioritario mostrar admiración por ellos regularmente.

3 Sea generoso con el tiempo libre. Provea suficiente tiempo para el descanso por enfermedad, vacaciones familiares, nacimiento de bebés, etc.


Temas de conversación

Eficacia de los CEO empieza a caer luego de pocos años

El promedio óptimo del ejercicio de un CEO es de solo 4,8 años, según un artículo publicado en Harvard Business Review por Xueming Luo y dos asociados de la Universidad de Texas, en Arlington. Su estudio, realizado entre 356 empresas estadounidenses, muestra que luego de un tiempo, los CEO se atrincheran y favorecen evitar las pérdidas sobre la búsqueda de ganancias, y su apego al statu quo los hace menos sensibles a las preferencias del cliente.

Sus conocidos llenarían más de dos Boeing 787
Cada adulto estadounidense conoce, en promedio, 600 personas, escribe Andrew Gelman, de la Universidad Columbia, en The New York Times. Este cálculo se basa en un método ingenioso: preguntar a una muestra de individuos cuántas personas conocen con una variedad de nombres memorables como Brenda y Keith (porque las personas con esos nombres son fáciles de recordar), teniendo en cuenta después el predominio de esos nombres en la sociedad de Estados Unidos. Pese al abultado número promedio de conocidos, la mayoría de los estadounidenses solo conoce entre diez y 25 personas lo suficientemente bien como para confiar en ellas, señala Gelman.

 

Ver comentarios