Logo La República

Martes, 15 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


Dixiana Mena y Andrea Vargas unidas en el éxito

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 21 agosto, 2019

andrea vargas corriendo en una pista

En la Nota de Tano, publicada el lunes 12 de agosto, metí los escarpines hasta el fondo cuando hice referencia al monumental triunfo de Andrea Vargas en los Panamericanos en Lima, tras ganar la medalla de oro en los 100 metros con vallas.

Di parte del mérito de su histórica conquista a “su entrenador”, Jorge Lobo, cuando la verdad Costa Rica estaba enterada, por los triunfos anteriores de Andrea y su hermana Noelia, que es la mamá de ellas, doña Dixiana Mena, quien con muchísimos sacrificios las prepara.

Lea más: La atleta Andrea Carolina Vargas clasificó a los Juegos Olímpicos Tokio 2020

Un día siguiente de que metí “las patas” con mi falsa información, viajé a Nueva York, y estando en la ciudad que nunca duerme tampoco pude conciliar el sueño cuando a mi correo personal llegaron mensajes de personas educadas y respetuosas que “reclamaron” ese detalle, de que puse al señor Lobo como entrenador de Andrea, cuando la verdad que era su mamá.

Incluso, el propio Jorge Lobo tuvo la delicadeza de indicármelo y me hizo ver que él solo hizo un análisis técnico de la hazaña de la atleta para comparar tiempos con la campeona del mundo, pero nada tuvo que ver en su preparación, mérito exclusivo de doña Dixiana.

Lea más: “Si vieran a Andrea Vargas o cualquier atleta competir, los patrocinadores estarían ahí”

Quedé, cómo dicen por ahí, “picado” de tanto revuelo consecuencia del error, dado que daba por un hecho que era noticia más que conocida que la entrenadora de las hermanas Vargas era su mamá.

Incluso, lo habíamos publicado en nota anterior.

Entonces, pareciera ser que la cadena de protestas por mi “metida de escarpines” no es casual, sino que se deriva de roces entre la familia atlética del país por asuntos que incluso trascendieron una vez Andrea se colgó la medalla de oro.

Se publicitaron roces que hicieron ver que los esfuerzos, disciplina y el arduo trabajo que le impuso doña Dixiana a sus hijas no siempre fue respaldado y apoyado por un sector del atletismo criollo, y que incluso se pusieron obstáculos en la preparación de las hoy consagradas atletas.

En todo caso, mejor no revolver el bacalao para que las hermanas Vargas y su entrenadora, doña Dixiana, puedan trabajar con tranquilidad, ahora que parece que se les abrieron las puertas para entrenarse en universidades estadounidenses.

[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.