Enviar
Disturbios mortales

El Gobierno egipcio anunció que 74 personas murieron, entre ellas un policía, y otras 248 resultaron heridas en los disturbios tras un partido de fútbol de la liga egipcia en el estadio de Port Said (noreste de Egipto).
En un comunicado, el Ministerio del Interior explicó que hasta el momento 47 personas han sido detenidas por los enfrentamientos entre los hinchas del equipo local Al Masry y los aficionados del rival Al Ahly, de El Cairo.
Además, aseguró que todavía se están realizando detenciones por los sucesos, que comenzaron después de que los aficionados del Al Masry invadiesen el terreno de juego tras la victoria de su equipo para agredir a los jugadores rivales.
Ibrahim señaló que había un total de 13 mil espectadores en el estadio, y que 20 brigadas de policías antidisturbios estaban encargadas de controlar la seguridad.
Sin embargo, “pese a los preparativos policiales antes del partido, hubo una escalada de la violencia casi intencionada por una parte del público, y los servicios de seguridad actuaron ante esta actitud con sabiduría, para llevar el partido a buen puerto”, según el comunicado de Interior.
De igual forma, el Gobierno destacó la “insistencia intencionada de algunos grupos de hooligans en cometer agresiones injustificadas y crear un estado de caos” con la invasión final del campo.
Un testigo presencial de los hechos, Hosam Mohamed Mustafa, mencionó que, con el pitido final del partido, los hinchas del Al Masry “saltaron al campo para linchar a los jugadores del Ahly”.
La Federación Egipcia de Fútbol decidió suspender el campeonato de la primera división en ese país por un periodo indefinido.
Igualmente, el presidente de la Federación, Samir Zaher, anunció la cancelación y la apertura de “una investigación urgente de los acontecimientos, por un comité de investigación para mostrar la verdad al público”.
Por su parte, Joseph Blatter, presidente de la FIFA, afirmó que “hoy (ayer) es un día negro para el fútbol”.
“Estoy aturdido y apesadumbrado al conocer como un gran número de aficionados al fútbol han fallecido o resultado heridos tras el partido de Port Said en Egipto”, dijo Blatter.

El Cairo/EFE

Ver comentarios