Directivos de GM ofrecen pocos detalles sobre marcha de la compañía
Enviar
Directivos de GM ofrecen pocos detalles sobre marcha de la compañía

Washington -- Los principales ejecutivos de General Motors comparecieron ayer ante los medios de comunicación para explicar la situación de la compañía tras la repentina dimisión del consejero delegado, Fritz Henderson, pero ofrecieron pocos detalles sobre la marcha del fabricante de automóviles.
Durante un “chat” por Internet, que sustituyó su prevista comparecencia en vivo ante los medios de comunicación, el presidente del Consejo de Administración y consejero delegado de GM, Ed Whitacre, no contestó ninguna pregunta sobre las circunstancias de la salida de Henderson.

Whitacre se mostró remiso a ofrecer detalles concretos sobre la marcha del mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, las negociaciones en Europa sobre la filial europea Opel o sobre la reorganización de la compañía, y dejó de contestar las preguntas de los medios de comunicación 20 minutos antes de lo previsto.
Por su parte, el recién nombrado presidente de General Motors en Norteamérica, Mark Reuss, dijo que la principal prioridad de los directivos de la compañía es pagar los préstamos proporcionados por las autoridades norteamericanas.
“Necesitamos devolver el dinero que hemos prestado y creo que todo el mundo en esta compañía quiere hacerlo de forma desesperada”, afirmó Reuss.
Reuss también reafirmó el compromiso de GM de empezar a devolver este mes parte de los préstamos concedidos por las autoridades de Estados Unidos y Canadá.
General Motors ya había anunciado durante la época de Henderson que este mes devolverá unos $1.200 millones de los $6.700 millones que debe a Washington y Ottawa.
En segundo y tercer lugar en la lista de prioridades señaladas por Reuss se sitúan alcanzar la rentabilidad lo antes posible y realizar en el 2010 una oferta pública de acciones.
Whitacre, que tras la salida de Henderson de la compañía reorganizó el equipo directivo con el nombramiento de Reuss y otros cambios al más alto nivel en Europa y Asia, se limitó a señalar que “esas son también algunas” de sus “prioridades”.
Con respecto al posible calendario para la Oferta Pública de Acciones (OPA), que permitiría a las autoridades de Estados Unidos y Canadá empezar a deshacerse de su participación en GM y recuperar parte de los $60 mil millones otorgados al fabricante, Whitacre se mostró vago.
“El calendario de la Oferta Pública de Acciones es simplemente cuando estemos listos. Se necesitan muchos factores, como ya hemos dicho antes”, explicó Whitacre.
Preguntado sobre su reciente reunión con Franz Klaus, presidente del comité de empresa de Opel, Whitacre se limitó a señalar que tuvo “una gran reunión con Klaus. Muchas áreas de acuerdo, muy pocas áreas de desacuerdo”.
Con respecto al futuro de la marca sueca Saab, Whitacre se limitó a señalar que GM está negociando con un par de compañías interesadas y que la firma tiene “como fecha límite hasta finales de mes”.
Otro de los objetivos que tiene el nuevo cuerpo directivo de GM “es que la gente de este país esté orgullosa de General Motors, sus empleados y sus concesionarios”, señaló Reuss, quien es el hijo de un antiguo presidente de GM y anteriormente estaba a cargo de las operaciones de la empresa en Australia.
Por su parte, la vicepresidente de Ventas de GM, Susan Docherty (también nombrada al puesto tras la salida de Henderson), afirmó que la estrategia de ventas va a consistir en “ganar cuota de mercado” en vez del hábito hasta ahora de GM de “comprar cuota” a través de promociones y descuentos.
“No estoy orgullosa de que hayamos sido los líderes en incentivos. Hay muchas cosas de las que me gustaría ser líder y, desde luego, ninguna es serlo en incentivos”, explicó Docherty.

Ver comentarios