Logo La República

Lunes, 10 de agosto de 2020



NACIONALES


No están contemplados en propuesta que hace Carlos Alvarado

Diputados tendrán que definir si se rebajan 15% de su remuneración

Liberación, Unidad, Restauración y Frente Amplio consideran que iniciativa está mal planteada

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 16 julio, 2020

Dos mujeres posan frente a arte de billetes
Pilar Garrido, ministra de planificación (izquierda), reconoció que corresponderá a los diputados como María Inés Solís del PUSC, definir si se incluyen o no, en la rebaja de jornada laboral para 35 mil empleados públicos, que ahorraría unos ¢130 mil millones al Estado. Archivo-Elaboración propia/La República.


Todos los funcionarios públicos que ganen su compensación a través de dietas, como es el caso de los diputados e integrantes de juntas directivas de instituciones autónomas y bancos, entre otros, estarían exonerados de la propuesta que hizo Carlos Alvarado, para reducirles en un 15% su remuneración.

La medida tampoco incluiría a ministros, a pesar de que ganan más de ¢1,5 millones como propone el proyecto de ley.

Bajo esa premisa, serán los propios legisladores quienes tendrán que decidir si se incluyen en la iniciativa, o bien, se mantienen exonerados, reconoció este martes Pilar Garrido, ministra de Planificación y coordinadora del equipo económico, ante la comisión de Hacendarios.

“Estamos poniendo sobre la mesa de discusión este tema y los señores diputados, con su poder de enmienda, pueden modificar, aprobar o no votar el proyecto”, dijo Garrido.

La propuesta del gobierno dada a conocer este lunes, pretende generar un ahorro de ¢130 mil millones y abarcaría a unos 35 mil burócratas que ganan un salario bruto superior a ¢1,5 millones.

La idea es reducir la jornada laboral en un 15% y con ello, trasladar esos recursos al Ministerio de Hacienda para recortar el gasto público.

La norma excluye también a policías, bomberos, funcionarios de la Caja y el Ministerio de Salud, entre otros.

“Este proyecto que presenta el gobierno está tan mal planteado, que no toma en cuenta que los jerarcas de la administración pública, los integrantes de juntas directivas, los diputados, al no tener jornada laboral, no se nos estaría aplicando la rebaja, reforzando la desigualdad imperante en este país. Probablemente es un error, ya que de lo contrario, sería más vergonzoso”, dijo José María Villalta, diputado del Frente Amplio.

La propuesta también fue cuestionada por legisladores de Liberación Nacional, la Unidad y Restauración Nacional.

Y es que la iniciativa implicaría una rebaja de más de ¢35 mil millones en cuotas obrero patronales para la Caja Costarricense del Seguro Social.

Por otra parte, para los trabajadores que hoy reciben ¢1,5 millones, significará un recorte demasiado grande, si se considera que ya pagan más de ¢300 mil en impuestos, agregó Xiomara Rodríguez, jefa de Restauración Nacional.

Mientras tanto, el recorte de gasto que. ha propuesto el gobierno por más de ¢325 mil millones fue cuestionado por María Inés Solís de la Unidad, así como las verdaderas intenciones del gobierno para proponer un rebajo en la jornada salarial de los trabajadores.

“Al revisar con lupa y sumar los gastos nuevos en atención de la pandemia del Covid-19, el II presupuesto extraordinario del 2020 reduce solo en ¢195 mil millones (0,6% del PIB) el presupuesto de la República. No es un 1% de recorte neto, como lo anunció el gobierno con bombos y platillos (...) Por otra parte, el proyecto que rebaja la jornada laboral de los empleados públicos sería inconstitucional y lo que es peor, no incluiría a diputados ni ministros. El proyecto está mal hecho”, dijo Solís.

La polémica propuesta sí incluye a los trabajadores del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como al Tribunal Supremo de Elecciones e instituciones autónomas. Se trata de funcionarios con un ligamen laboral y con jornada específica y no a los que tienen un sistema diferente de compensación.

La propuesta también fue criticada por el sector sindical, quien consideró que se trata de una nueva injusticia.

“Qué bonito, la rebaja salarial no incluye a los diputados, debido a que ellos tienen un régimen distinto al cual le llaman dietas. ¿Será posible tanto cinismo político. El gobierno dice que la rebaja salarial se aplicará a 35 mil empleados públicos: entonces habrá 35 mil recursos de amparo; 35 mil juicios laborales y 35 mil procesos contenciosos administrativos; sin hablar de los innumerables juicios por créditos imposibles de honrar”, dijo Albino Vargas, secretario de la ANEP.


¿Qué dice el proyecto?


Estos son los principales puntos del proyecto:

  • Se reduce en un 15% la jornada laboral de 35 mil empleados públicos
  • No incluye a diputados, ni ministros porque no tienen una jornada específica
  • Propuesta generaría pérdidas para la Caja por ¢35 mil millones en cuotas obrero patronales
  • Estado pretende ahorro de ¢130 mil millones


NOTAS RELACIONADAS







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.