Diputado Abelino Esquivel traba proyecto de marihuana medicinal
Abelino Esquivel sería el último eslabón por superar para el proyecto de marihuana medicinal, tras dos años de haber sido presentado. Esteban Monge/La República
Enviar

Se necesita convencer a Abelino Esquivel, diputado conservador de Renovación Costarricense, para que el proyecto que legalizaría la venta de marihuana con fines medicinales avance al Plenario.

Esto, luego de que el legislador viajara en agosto con otros diputados a Denver, Colorado, para presenciar en primera fila la experiencia de un estado que regula la venta de esta droga.
Esquivel atendió la invitación de Marvin Atencio, diputado del PAC, que en 2014 llevó a la Asamblea un proyecto que regularía el uso medicinal de la marihuana en nuestro país, junto a Marco Vinicio Redondo, del PAC, y Lorelly Trejos, de Liberación Nacional.


Aunque no forma parte de la Comisión de Asuntos Jurídicos que discute el proyecto, Esquivel lo llenó de mociones, a la espera de que se realice una discusión más exhaustiva de los alcances de esta ley y los beneficios que podría tener la marihuana sobre la salud de las personas, que tendrían acceso a esta droga a través de recetas médicas. Han pasado dos años de discusión.
El debate se centra en el valor medicinal de la planta y del riesgo que significaría para la personas con acceso médico a la droga, que en visión de sus detractores, sería un portillo para que aumenten las adicciones.
Clarificar estas contradicciones era uno de los objetivos del viaje a Denver, que no solo realizaron estos tres diputados, sino varios de los que conforman la comisión que discute el proyecto, como Juan Luis Jiménez, de Liberación Nacional y José Alberto Alfaro, del Movimiento Libertario.
Para Atencio, el viaje sirvió para aclarar varias dudas de los diputados, y solo faltaría reunirse con Esquivel para dictaminar el proyecto y que pase al plenario dentro de unos dos meses, aproximadamente.
“Todos los diputados de la Comisión estamos de acuerdo con el proyecto y hemos coincidido en el texto sustitutivo. Tengo que sentarme con Abelino para discutir y exponerle bien el proyecto”, explicó.

¿En qué consiste el proyecto?

El proyecto pretende crear un marco legal y regulatorio para el uso medicinal del cannabis y la legalización del cáñamo con fines industriales.
Establecería los aspectos de uso, comercialización, distribución, producción y los procesos de seguridad para evitar cualquier ingreso a este nuevo sector por parte de personas ligadas al narcotráfico.
También, se crearía un instituto bajo control estatal que se encargaría de controlar, auditar y desarrollar estos nuevos sectores ligados al cannabis y el cáñamo.
Sin embargo, una moción de José Alberto Alfaro, diputado del Movimiento Libertario, propone que se cree un departamento adscrito al Ministerio de Salud que cumpla con estas funciones, para reducir los trámites burocráticos de un nuevo instituto.
El Ministerio de Economía, Industria y Comercio y la Caja Costarricense de Seguro Social también estarían involucrados.
Cualquiera que desee producir, investigar o comercializar cannabis con fines medicinales, o cultivar marihuana para destinarla a medicamentos, necesitará permisos y licencias estatales.
En este escenario, el Estado asumirá el control y la regulación de las actividades de importación de semillas, almacenamiento, distribución y su comercialización.
Se otorgaría un total de 42 concesiones bajo concurso público para la producción y comercialización de la marihuana, divididas en tres categorías, de acuerdo con el poder económico de los empresarios.
El uso de la marihuana con fines medicinales sería exclusivo para mayores de 18 años, excepto casos en que los padres autoricen su uso en algún menor, después de presentar una certificación médica de la enfermedad.

 

 


Ver comentarios