Dificultad para elegir nuevo presidente del Congreso
“No descarto ninguna posibilidad, la alianza opositora se ha conformado cada año y no se habló en ningún momento de rotar la Presidencia de la Asamblea”, dijo Gerardo Vargas, jefe del PUSC. Esteban Monge/La República
Enviar

A menos de dos semanas para la elección del nuevo presidente del Congreso, es casi un hecho que la alianza opositora continuará al frente; sin embargo, el recelo entre sus integrantes complicaría la selección del candidato.

El puesto de director del debate en Cuesta de Moras podría ser utilizado políticamente para fines electorales y Liberación Nacional, la Unidad Social Cristiana y el Movimiento Libertario no quieren ceder ni un ápice en la carrera por la Presidencia de la República.



Los grupos minoritarios que también forman parte del bloque opositor como Alianza Demócrata Cristiana, Renovación Costarricense y Restauración Nacional, tienen el inconveniente de que sus diputados podrían postularse a la Presidencia de la República, al ser las figuras más conocidas de sus partidos.

En ese sentido, permitir que uno de ellos sea al mismo tiempo aspirante presidencial y jerarca del Congreso, podría ser una apuesta riesgosa.

Si el bloque opositor no se pone de acuerdo, existe la posibilidad de que la bancada oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) y su aliado del Frente Amplio, nombren al rojiamarillo Ottón Solís para el cargo.

Por el momento, los verdiblancos confirmaron que no tienen interés en presidir el Congreso durante el último año, aunque al ser la fracción mayoritaria con 18 votos, podrían forzar la balanza a su favor de último momento.

“La Presidencia de la Asamblea es una vitrina importante, ya que pone a esa persona y a ese partido en una condición de visibilidad a menos de un año para las elecciones; sin embargo, tenemos que dejar claro que no podría hacerlo todo sin el concurso de los otros partidos”, dijo Maureen Clarke, jefa de fracción de Liberación Nacional.

Mientras tanto, los del PUSC destacan que su principal objetivo es garantizar que durante el último año de trabajo en la Asamblea Legislativa, se dé la aprobación de una serie de proyectos fundamentales para el país.

Esto implicaría un eventual interés por liderar Cuesta de Moras por segunda ocasión en este gobierno, ya que entre mayo de 2015 y el mismo mes de 2016, el socialcristiano Rafael Ortiz estuvo al frente.

“No descarto ninguna posibilidad, la alianza opositora se ha conformado coyunturalmente año con año y no se habló en ningún momento de rotar la Presidencia de la Asamblea entre los integrantes del bloque. Vamos a ver qué sucede en las próximas dos semanas”, indicó Gerardo Vargas, jefe del PUSC.

Hasta hace poco, se consideraba a Mario Redondo de Alianza Demócrata Cristiana, como el relevo natural para dirigir el Congreso.

Sin embargo, él está pensando en ser candidato presidencial, por lo que no tendría oportunidad de dirigir el Congreso.

En el caso de los libertarios Otto Guevara y Natalia Díaz, también aspiran a liderar Costa Rica.

“Es muy probable que la alianza se mantenga. En estos momentos, nuestro gran reto está relacionado con encontrar a alguien con las condiciones idóneas para estar al frente de la Asamblea en este último año”, concluyó Redondo.

A dos semanas de la elección del nuevo candidato, el único que se ha postulado oficialmente es Ottón Solís del PAC.


Recelo

La alianza tendría dificultad para elegir a su candidato a dirigir el Congreso.

Gerardo Vargas
Jefe
PUSC

Liderar el Congreso es un honor para cualquier partido en cualquier momento, aquí no caben cálculos electorales.
Si entráramos a hacer cálculos, lo mejor sería no presidir, lo que cabe es ver qué es lo mejor para el país.

Maureen Clarke
Jefa
Liberación Nacional

El PUSC ya estuvo al frente de la Asamblea y no nos parece que lo haga una vez más en esta administración.
Hemos decidido nombrar una comisión para negociar con la Alianza y así escoger candidato. El reto será precisamente ese.

Ver comentarios