Diente de Perro, dura prueba
Diente de Perro destaca por sus hoyos cercanos al mar. Cortesía Enrique Berardi-LAAC/La República
Enviar

201601122108590.nota1-recuadro.jpg
La Romana (República Dominicana). Diente de Perro (Teeth of the Dog) es un campo de golf construido por un famoso diseñador estadounidense llamado Pete Dye.
Una cancha de 18 hoyos (7.471 yardas de salida de campeonato), con varios bordeando el mar, que mezclan la belleza de un resort pero la dureza de una creación de Dye.
“El golfista apasionado jugaría en el monte Everest si alguien pusiera una bandera en su cima. El golf no es un deporte justo, así que… ¿por qué construir un campo justo?”. Esa es una de las respuestas que más suele usar Dye cuando le preguntan por la dificultad de sus diseños.
Este será el escenario de la segunda edición del Campeonato Latinoamericano Amateur de Golf (LAAG), que inicia desde mañana en República Dominicana.
El torneo más importante de la región en golf aficionado y contará con cuatro jugadores costarricenses: José Méndez, entre los favoritos, Álvaro Ortiz, Paul Chaplet y Andrés Russi.
El LAAC busca hacer crecer este deporte en la zona, por eso el campeón se llevará el gran premio de jugar el primer Grand Slam de la temporada, el Masters de Augusta.
Pero lograrlo no es una tarea nada sencilla. El diseño de Dye pondrá a prueba a los 108 golfistas.
“Es un campo complicado, castigador si te equivocas”, afirmó Ortiz, quien ya anteriormente jugó en Diente de Perro, ubicado en Casa de Campo.
Para Méndez será la primera vez en este escenario y ayer hizo su primera práctica. “Es un campo super difícil y de mucho cuidado”.
Diente de Perro destaca porque la mayoría de sus greenes son elevados, con mucho movimiento. Los fairways a pesar de ser amplios son muy ondulados.
Además, el viento jugará un papel fundamental; de soplar, la cancha aumentaría su nivel de dificultad especialmente en los hoyos que están al lado del mar (1, 5, 6, 7, 8, 15 y 16).

Ver comentarios