Logo La República

Sábado, 24 de octubre de 2020



ESPECIAL CÁNCER DE MAMA 2020


Hospital CIMA ofrece a sus pacientes un paquete de Mamografía y Ultrasonido durante este mes

Detección temprana la clave en la supervivencia ante el cáncer de mama

Realizar exámenes anuales a partir de los 40 años hallará tumores imperceptibles

Karla Barquero [email protected] | Viernes 16 octubre, 2020

Dr. Federico Huete en un consultorio del Hospital CIMA
Hoy por hoy el cáncer de mama, es el que tiene más incidencia en mujeres en nuestro país; pero las tasas de supervivencia son altísimas, afi rmó. Dr.Federico Huete, Cirujano General, Oncología Quirúrgica, Hospital CIMA. Esteban Monge/La República


Si se habla de tipos de cáncer con mayor incidencia en mujeres, encontramos que el cáncer de mama ocupa el primer lugar. Incluso se dice que una de cada 10 mujeres lo padecerá en algún momento de su vida.

Sin embargo, el vivir en Costa Rica representa para las mujeres una ventaja, dado que es el país con mayor sobrevivencia en Latinoamérica.

“El país goza de un sistema de salud tanto privado como público muy robusto que ha logrado a través de los años una mortalidad global muy baja; prácticamente igual que Estados Unidos, que es el país con más éxito refiriéndose a la sobrevida”, aseguró el Dr. Federico Huete.

La clave para lograr este éxito es la detección temprana.

“La detección temprana es la clave en todo, especialmente en estas patologías, dado que permite incrementar la probabilidad de vida, posibilidad de que el cáncer no vuelva a aparecer, la opción de optar por una cirugía conservando la mayor cantidad de tejido mamario, así como necesitar menos tratamiento”, afirmó el especialista.

Se debe aclarar que cuando se habla de detección temprana no se trata del autoexamen de mama, ya que cuando una mujer descubre un tumor por medio de esta práctica, por lo general es palpable porque se trata de una “pelotita” de 2 centímetros.

En cambio, se habla de detección temprana cuando se acude regularmente a control médico, a los chequeos anuales de mamografía y ultrasonido de mama.

Estos se deben realizar a partir de los 40 años. En los casos de mujeres sanas, se inicia a esa edad ya que el 85% de los casos se diagnostica entre los 50 y 60 años; mientras que en aquellos casos de mujeres con factores hereditarios deben iniciar a partir de los 35 años (se trata del 15% de los casos).

“Las pacientes que están en riesgo porque heredaron mutación genética; es decir, en su grupo familiar hay historial: su mamá, su hermana, su tía o un familiar de primer grado tuvo cáncer de mama, deben acudir por consejería genética con un médico oncólogo que le indicará desde muy temprana edad, incluso la adolescencia, si tiene alto riesgo de heredar esas mutaciones basado en estudios. Si hay un riesgo, a estas pacientes se les incluye dentro de un programa de tamizaje en edades más temprano y con monitoreo”, afirmó Huete.

Cuando a una mujer se le diagnostica el cáncer de mama lo que sigue es un manejo multidisciplinario para brindarle un tratamiento más personalizado.

Cada caso es llevado a una sesión multidisciplinaria con cirujanos, oncólogos, médicos que aplican la quimioterapia, oncólogos radioterapeutas, patólogos, biólogos moleculares, radiólogos, enfermeras especializadas en oncología, e incluso, psicólogos.

“Toda paciente con cáncer de mama, ya sea de detección temprana, avanzada o con metástasis, siempre es vista desde todos estos ojos en una sesión multidisciplinaria. Vemos el caso, lo consideramos y determinamos el tratamiento idóneo para cada pacientes”, afirmó el especialista.

De esta manera se decide si la paciente requerirá una operación, quimioterapia, radioterapia o la hormonoterapia (tratamiento antihormonal que bloquean ciertas hormonas para evitar que el tumor vuelva a aparecer).

“Aunque lo más importante es detectar el cáncer en forma temprana; si no fue así, tampoco significa que no haya nada que hacer. Todas las pacientes, independientemente del estadío, tienen opciones de tratamiento y a la mayoría les irá muy bien con posibilidad de éxito”, concluyó Huete.

Para apoyar a la detección temprana, el Hospital CIMA San José, dispuso un paquete de chequeo médico (mamografía y ultrasonido) durante todo el mes de octubre.

“El Hospital CIMA cuenta con todos los recursos necesarios para la detección temprana del cáncer de mama, su eventual diagnóstico y brindarle a los pacientes tratamientos idóneos de la mano de especialistas por medio de un manejo multidisciplinario y gracias a la tecnología”, afirmó Huete.


Aproveche el paquete de detección temprana


Durante el mes de octubre el Hospital CIMA San José se viste de Rosa y pone a disposición de sus pacientes:

  • Un paquete especial de Mamografía y Ultrasonido a un precio de $118 (iva incluido)
    Adicionalmente, las personas interesadas, podrán adquirir este paquete con el beneficio de tasa cero Credomatic a un plazo de 3-6 meses


NOTAS RELACIONADAS


Hugo Villegas frente a edificio

Harvard Business Review reconoce al Hospital CIMA por la protección de sus colaboradores

Lunes 06 julio, 2020

Publicación “Trabajadores de la salud nos protegen, es hora de protegerlos a ellos” destaca al hospital tico.





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.