Enviar

Desigualdad en oportunidades para población con Down

201403210946311.POBLACION-CON-DOWN.jpg
La educación pública igualitaria y de calidad es vital para asegurar la participación de las personas con síndrome de Down en la sociedad y su inserción en el mercado laboral.
Luego de alrededor de 16 años de la promulgación de la Ley 7600, todavía no hay total cobertura educativa para suministrar igualdad a ese sector, así lo considera la Asociación Síndrome de Down Costa Rica (ASIDOWN).
Cerca de 4 mil costarricenses padece este síndrome, y en el 2012 solo 30 alumnos de 715 participaron en Programas de Integración, de acuerdo a datos investigados por la institución.
“Las condiciones actuales obligan a los padres de familia a matricular a sus hijos en sistemas especiales o privados debido a la exclusión en las aulas regulares. En la práctica, aún se perpetúa el estereotipo de que esta población no está en capacidad de integrarse al modelo regular”, expresó Héctor Arce, presidente de ASIDOWN.
La calidad de la educación especial que se brinda es otra preocupación, ya que si nos amparamos en el artículo 18 de la Ley 7600, los programas deben impartirse en horarios idénticos, basarse en las normas y aspiraciones que orientan los demás niveles del sistema e incluir los mismos contenidos adaptados a las necesidades de estas poblaciones.
“La educación es segregada, parcial y de menor calidad con respecto a la que reciben los demás estudiantes. En la mayoría de los casos, el sistema impide que los alumnos se inscriban en el modelo regular y les niega el derecho a incorporarse totalmente con el resto de la sociedad estudiantil.”, comentó Arce.
El marco del Día Mundial del síndrome de Down son potenciales los retos que debe hacer el país para incluir a esta población en el mercado laboral.

Soledad Montero
[email protected]ública.net

Ver comentarios