Nuria Marín

Enviar
Lunes 3 Enero, 2011


Creciendo [email protected]
Desiderata 2011

Siguiendo con mi tradición de deseos para el Año Nuevo, comparto mi Desiderata 2011:
Que los costarricenses entendamos que los cambios empiezan con las acciones individuales, pero que en Costa Rica no se generarán cambios hasta que dejemos de pensar solo en nuestro bienestar. Que la búsqueda del bien común es nuestra responsabilidad, no sólo de las personas en el poder.
Seguir contribuyendo con la lucha por la igualdad de género y que se den pasos significativos para lograr la equidad salarial entre hombres y mujeres. Contribuir con la generación de lazos de solidaridad entre las mujeres, que nos veamos no como rivales, sino como amigas, colegas, compañeras y mentoras.
Un país con mayor justicia social. Mejores oportunidades para las mujeres, los jóvenes, los adultos mayores, los inmigrantes, los indígenas, las personas con orientaciones sexuales diversas, los afrodescendientes y todas las poblaciones tradicionalmente excluidas de la toma de decisiones.
Concientizar a la población sobre la importancia de la salud mental mediante la creación de políticas públicas que ayuden a las personas que realmente lo necesiten. En vista de que la mayor parte de las ausencias laborales subyacen en factores mentales.
Mejores relaciones entre Costa Rica y sus vecinos. El completo cese del conflicto con Nicaragua y el fin de la invasión nicaragüense a nuestro territorio. Mayor solidez y efectividad de las instancias multilaterales de mediación y resolución de conflictos.
Profundizar nuestras relaciones con aliados históricos como los Estados Unidos y la Unión Europea, nuevos socios como China y nuestros aliados naturales los países de América Latina, destacándose Brasil.
Virar a un mundo con mayor transparencia, para que herramientas tan controversiales y complejas como WikiLeaks dejen de ser protagonistas. Respeto a los principios de libertad de expresión y acceso a la información.
La búsqueda de nuevas fuentes de energía que disminuyan la dependencia con el petróleo y contribuir al mismo tiempo con un crecimiento económico sostenible. Mayor conciencia al respecto de los problemas ambientales para gradualmente contrarrestar los efectos del cambio climático.
Cese a las manifestaciones de agresividad, ira, enojo y violencia que nos azota a los costarricenses, en especial a los jóvenes y paradójicamente a las mujeres en el seno familiar lugar llamado a protegerlas.
Incentivar el deporte y apoyar económicamente a los deportistas y mejorar la infraestructura para poder tener más deportistas destacados como Hanna Gabriels y Nery Brenes.
Que la platina deje de ser un tema, que la autopista a Caldera esté verdaderamente terminada, segura y el quick pass opere como tal. Que las comunicaciones por celular no se corten y los mensajes de texto lleguen a tiempo a sus destinatarios.
A nivel familiar, salud para mis seres [email protected], que las metas de mis hijas se cumplan, que mi nieta Isabella me diga por primera vez “tita” y mis mejores deseos para mis lectores.

Nuria Marín Raventós