Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



BLOG


Deshumanizamos las marcas.

Edson Brizuela [email protected] | Lunes 23 julio, 2018


El departamento de compras de todas las empresas (en especial las transnacionales) son y se han convertido en un engranaje más para todos aquellos brindadores de servicios de mercadeo y comunicación.

Sin duda desde su aparición como un personaje más activo en las negociaciones de compras de servicios, las marcas se han diversificado más en sus agencias y sin duda se ha desarrollado un mercado “más justo” para todos.

Pero, por otro lado, hay leves detalles que también creo que no son de todo positivos y que, a mi parecer, pueden tener ciertas áreas de mejora:

Comunicación de marca:

Los gerentes de marca ahora tienen un intermediario entre su representada y sus agencias. Son los “compradores” los que mandan los brief, las referencias y hasta, responden (o le dan copy/paste) a lo que los gerentes contestan en caso de dudas.

Involucramiento de las agencias:

Sin duda en casos puntuales, como el servicio de agencias de BTL, el involucramiento del equipo de trabajo con las marcas se ha reducido.

Antes los gerentes te convocaban a “tan solo contarte” sus planes con la marca durante el año, hoy en día, te llega un excell o pdf con objetivos y necesidades sin que venga un verdadero background de hacia dónde va la marca.

Priorización de los precios y deshumanización de los tiempos:

Tenemos claro que el departamento de compras debe responder a mejorar los rendimientos de sus empresas, pero siento que en ocasiones se pierden los intangibles que gana la marca cuando una propuesta “menos económica” aporta detalles que no se miden en dólares.

Estamos canibalizando los tiempos de pensamiento y creatividad… Es imposible que propongamos tácticas y estrategias diferenciadas cuando solo tenés dos días para pensar, presentar renders y cotizar.

Sin duda el camino económico del país nos empuja a rentabilizar, pero recordemos que las marcas viven de humanos y si deshumanizamos los procesos vamos a terminar matando estos vínculos que son tan necesarios para crecer.