Desempleo centra atención de Bernanke
Enviar
Desempleo centra atención de Bernanke

Tras buscar empleo desde mayo de 2009, Raquel Barron, de 40 años, sigue escuchando lo mismo en las entrevistas: “No queremos tomar a nadie que haya estado sin trabajar durante tanto tiempo”.
Ben S. Bernanke, titular de la Reserva Federal, está de acuerdo con ella. Si el mercado laboral se recupera con demasiada lentitud, los 5.100 millones de estadounidenses desempleados desde hace, al menos, seis meses bien podrían encontrarse ante escasísimas probabilidades de volver a hallar un puesto -lo que llevaría a un desempleo permanentemente alto, que es un fenómeno conocido como histéresis-. Bernanke dice que, si bien aún no ocurrió, puesto que la responsabilidad principal por la “alta” tasa de desocupación es del crecimiento débil, el riesgo de que pudiese suceder refuerza su argumento de que hay que mantener vigente el estímulo monetario en niveles récord.

En los Estados Unidos de la posguerra, nunca se había tardado tanto para encontrar trabajo. En promedio, el desempleo se disparó a un récord de 41 semanas en noviembre y ahora permanece en 39, o sea, más del doble del promedio de 15 que había desde 1948.
“Histéresis” significa ‘lo que viene después’ y se lo usó en la física antigua antes de que se hiciera famoso entre los economistas, que lo usaban para designar los trabajadores sin derechos políticos durante los períodos de elevado desempleo. Se hicieron referencias “ocasionales” desde la década de los cuarenta y se extendió su uso en la de los años ochenta.
En abril el desempleo cayó al 8,1%, contra el máximo del 10% en 26 años, que se alcanzó en octubre de 2009. Es una cifra que aún está lejos de las proyecciones a largo plazo del 4,6 al 6% para la tasa de desempleo.
No todos los economistas están de acuerdo con Bernanke y Yellen en que la suba en el desempleo tiene su causa principal en la debilidad económica, en vez del cambio estructural. Ian Shepherdson, economista estadounidense jefe en High Frequency Economics Ltd., dijo que la cantidad de vacantes en relación con el desempleo indicaba que los empleadores veían el mercado laboral tan pequeño como se daba a entender en las cifras oficiales.
Phelps, el Nobel 2006 en Economía, sitúa la tasa natural de desempleo (el nivel en el cual no acelera ni desacelera la inflación) en aproximadamente un 7%. Dijo que el sistema de bancos centrales de los Estados Unidos, que tiene el mandato doble de [garantizar] pleno empleo y estabilidad de precios, se arriesga a una suba repentina en la inflación si aspira a una desocupación del 5%.
El sistema de bancos centrales debería estar listo para subir las tasas de interés aun cuando la desocupación siga siendo mayor que el 7%, dijo el presidente del Sistema Federal de Reservas (SFR) de Richmond, Jeffrey Lacker, el 1º de mayo en la reunión Bloomberg Washington Summit que contó con el patrocinio de Bloomberg Link.
El desempleo cayó a su mínimo en el trienio, después de que la Reserva Federal mantuvo la tasa de referencia próxima a cero desde diciembre de 2008 y compró $2,3 billones de bonos en dos rondas de la llamada expansión monetaria cuantitativa. En abril, los empleadores sumaron 115.000 trabajadores, el número más bajo de altas en seis meses, y la tasa de desocupación cayó del 8,2%, en la medida en que los trabajadores dejaban la fuerza laboral, según informó el departamento de Trabajo el 4 de mayo. La tasa de participación laboral, el porcentaje de la población en edad de trabajar que tiene empleo o busca uno, cayó del 63,8% a un 63,6%, que es la cifra más baja desde diciembre de 1981.
Los funcionarios de la Fed elevaron sus pronósticos de crecimiento en la reunión de abril. Ahora, anticipan que los Estados Unidos se expandirán de un 2,4% a un 2,9% en 2012.

Bloomberg

Ver comentarios