Logo La República

Martes, 21 de mayo de 2024



NACIONALES


Costa Rica reporta once meses con deflación

Desempleo y baja en el consumo son amenazas de una inflación negativa prolongada

Baja en el tipo de cambio del dólar y altas tasas de interés complican panorama

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong tgutierrez@larepublica.net | Martes 09 abril, 2024


Ivannia
“Los consumidores al percibir una contracción en los precios de los productos, desincentivan el gasto y esto en el largo plazo hace que las empresas empiezan a disminuir su producción y ante menores ingresos, el desempleo aparece”, aseguró Ivannia Campos, economista de Finanzas Corporativas e Inmobiliarias, Banca de Inversión y mercado de Valores. Cortesía/LA REPÚBLICA.


Aunque muchos pensarían que una inflación negativa o deflación es una buena noticia, lo cierto del caso es que si se prolonga por mucho tiempo, el efecto sería perjudicial para la economía, a través de menos empleo, una baja en el consumo y menos dinero en el bolsillo de los consumidores.

Al finalizar marzo, Costa Rica reportó 11 meses consecutivos de una inflación negativa con un registro interanual de -1,19%.

Lea más: Inflación se mantiene dentro del rango meta y sigue negativa en 1,28% a octubre

Para la economía familiar es una mala noticia porque los salarios se estancan, ya que al tener índices negativos, no se justifican incrementos salariales, ni en el sector público, ni en el privado, mientras que las empresas obtienen menos ingresos.

De esta manera, se reduce el consumo y las empresas dejan de invertir y recortan puestos de trabajo para lidiar con las pérdidas.

Lea más: Costa Rica reporta la inflación interanual más baja de los últimos diez años, ¿Cómo sacarle provecho?

A este panorama, habría que agregar que las compañías que reciben sus ingresos en dólares la están pasando muy mal por el tipo de cambio del dólar, lo cual, también se traduce en desempleo. En el último año y medio, el dólar ha perdido un 25% de su valor frente al colón.

“Los consumidores al percibir una contracción en los precios de los productos, desincentivan el gasto y prefieren ahorrar, ya que sus expectativas es que puedan comprar los bienes y servicios cuando los precios disminuyan aún más y esto a largo plazo hace que las empresas empiecen a disminuir su producción y ante menores ingresos, el desempleo aparece”, aseguró Ivannia Campos, economista de Finanzas Corporativas e Inmobiliarias, Banca de Inversión y mercado de Valores.

Durante los primeros 18 meses del gobierno de Rodrigo Chaves, el país perdió 180 empleos al día, lo que implica una desaparición de 99 mil puestos de trabajo, según datos del INEC. Esto hizo, que al contemplar a la población ocupada en edad de trabajar, Costa Rica registró el segundo peor índice entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Por otra parte, hay que recordar que la inflación es considerada por los economistas y analistas como el termómetro de la economía ya que dependiendo de este indicador, se fijan otras variables, por parte del Banco Central como las tasas de interés y el tipo de cambio.

Además, este índice es tomado en consideración para fijar los aumentos salariales y por ello, al mantenerse negativa, los aumentos llegan a ser prácticamente nulos y con ello, se el poder adquisitivo de la gente también se estanca.

“La baja en la inflación ha aumentado la desigualdad en el país, beneficiando a las personas con mayor acceso a recursos y esto es consecuencia de la política conservacionista del Banco Central que ha provocado una subida en las tasas de interés y una apreciación del tipo de cambio. La caída en los precios se explica en su mayoría a la caída del precio del petróleo porque los alimentos, más bien continúan subiendo”, aseguró Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy.

La caída en los precios de las materias primas es otro de los efectos que se está evidenciando en este indicador, ya que muchos disminuyeron, luego de la crisis económica mundial por la pandemia y eso hace que se hable de una “deflación importada”.

A esto, se suma que el precio del dólar ha bajado a niveles históricos, depreciándose un 25% en el último año, lo que hace que salga más barato comprar bienes importados.

La expectativa es que para el segundo semestre de este año la deflación ceda terreno y el país vuelva a índices positivos, pero sin golpear fuertemente a los consumidores.

“Esperamos que partir de junio, las variaciones de los precios sean positivas y poco a poco, los precios se coloquen sobre la meta del Banco Central que sería de 3% que tiene el Banco Central”, aseguró Juan Pablo Arias, analista económico de la Bolsa Nacional de Valores.

La otra razón que incide es el ajuste fuerte que hizo el Banco Central en su tasa de política monetaria, de un 0,75% en diciembre del 2021 al 9% en octubre del 2022, lo cual, provocó un efecto de la economía y mantuvo su crecimiento de la producción en indicadores positivos y mayores a los esperados por el mercado. Ahora, ha ido bajándola, pero de una manera más precavida llegando a 5,25%.

La inflación es saludable cuando permite en forma integral mantener niveles de consumo que contribuyan con la competitividad y la producción de las empresas para que estas realicen inversiones y generen más empleo.


Apuntes de la deflación


Una inflación negativa prolongada no es buena para la economía del país, ni para la economía de las familias.

Ivannia Campos

Economista
Finanzas Corporativas e Inmobiliarias, Banca de Inversión y Mercado de Valores

Los consumidores al percibir una contracción en los precios de los productos, desincentivan el gasto y prefieren ahorrar, ya que sus expectativas es que puedan comprar los bienes y servicios cuando los precios disminuyan aún más, y esto, a largo plazo hace que las empresas empiecen a disminuir su producción y ante menores ingresos, el desempleo aparece.

Daniel Suchar

Analista financiero
Independiente

No todos los productos que mide el índice de precios al consumidor son adquiridos por todos los estratos sociales y muchos de los han estado bajando de precio, son poco comprados por las personas de menor poder adquisitivo, un ejemplo, muy claro, son los boletos aéreos y los autos nuevos. Así, como el diésel y la gasolina.

Gerardo Corrales

Economista
Economía Hoy

Necesitamos que el Banco Central cambie su política para eliminar la desigualdad económica y que la gente realmente sienta una rebaja en los precios, no existe ningún motivo para seguir manteniendo la tasa de política monetaria tan alta, ya que la inflación viene bajando desde hace meses y existe un rezago que afecta al sector productivo y el crecimiento económico.



Variación interanual


En el siguiente recuadro se evidencia el cambio de tendencia de positiva a negativa que reporta la inflación desde enero del 2022 hasta hoy, de acuerdo a los datos del Banco Central.

Enero 2022 3,5
Junio 2022 10,06
Agosto 2022 12,13
Diciembre 2022 7,8
Enero 2023 7,65
Junio 2023 -1,04
Agosto 2023 -2,24
Diciembre 2023 -1,77
Enero 2024 -1,87
Marzo 2024 -1,19




NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.