Desempleo seguirá creciendo en la región, según informe de Cepal y OIT
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

El desempleo aumentará 1,6 puntos porcentuales en la región, en comparación con el año anterior, según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo.

Hasta el momento, el Producto Interno Bruto (PIB) regional se ha contraído 0,6 puntos porcentuales, por lo que el informe prevé que se terminará el año con -0,9% del PIB, causando una alza en el desempleo de 1,6 puntos porcentuales en comparación con el año pasado.

El documento añade que es normal que la tasa de desempleo abierto urbano regional siga subiendo y termine 2016 en 8,6%. En promedio, el desempleo regional llegó a 7,0% en 2014 y a 7,4% en 2015. Además, los empleos informales o trabajos por cuenta propia, se expandieran como posible solución a la falta de trabajo.

“Si bien este desempeño negativo viene influenciado fuertemente por el caso de Brasil y su peso en los promedios ponderados, todos los otros países de América del Sur con información disponible, excepto Perú, también sufren incrementos en su tasa de desempleo. En cambio, en los países de América Central y del Caribe, excepto Panamá y Trinidad y Tobago, la tasa de desempleo se redujo”, dijo Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal, y José Manuel Salazar, director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, en el prólogo del documento.

La publicación aborda la participación de los países de América Latina y el Caribe en las cadenas globales de suministro y su impacto en el empleo decente. La inserción de la región es más reducida que la de otras áreas del mundo y señala que los encadenamientos relativamente pobres mostrados por las economías latinoamericanas y caribeñas reflejan un bajo grado de diversificación productiva.

Por último, la Cepal y el OIT utilizan de ejemplo algunos países de la región que han logrado una inserción económica en la economía mundial y que se traduce en mejoras sociales, creaciones de empleo, salarios altos y mayor formalidad y señala la necesidad de un crecimiento económico equitativo de largo plazo en los países de América Latina y el Caribe.

Ver comentarios