Desenganche entre crecimiento económico y empleo
Existe un desenganche entre el crecimiento económico y los datos de desempleo, indica Roxana Morales, economista de la UNA. Archivo/La República
Enviar

Aun cuando el crecimiento económico interanual a agosto es del 4,5%, el cual consideran bastante buenos los especialistas, y que las expectativas de aumento de la producción nacional para cierre del año superan el 4% tanto para el Banco Central, el Fondo Monetario Internacional, como la Cepal, estos datos no enganchan con los de empleo.{l1}empleo_en_software_ingenieria_y_administracion_creceria_en_2016{/l1}

En otras palabras, la economía crece, pero esto no se traduce en nuevos puestos de trabajo, en más personas ocupadas dentro de la economía, tal y como lo informó el Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Universidad Nacional.
Esto tiene que ver con que la economía que más crece en el país corresponde a zonas francas y empresas de servicio especializadas, y estas no son las que muchos dentro de la fuerza laboral están preparados para ocupar puestos de trabajo, como la agrícola.
Así el 70% de los desempleados no ha terminado la secundaria, lo que responde al porqué no pueden encontrar empleo en un modelo de desarrollo que necesariamente requiere herramientas como los idiomas o algún tipo de técnico en manufactura desarrollada.
Tanto en el sector primario (agricultura, ganadería y pesca), como en el secundario (manufactura y construcción), así como en comercios y servicios, la cantidad de ocupados es menor, si se compara el segundo trimestre de 2016 con el mismo periodo de 2015, según datos presentados por el Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Universidad Nacional.
Solo en los sectores de transporte y comercio se muestran datos positivos en ese periodo, mientras que en el resto los datos son negativos.
En los últimos cuatro años el desempleo abierto se ha ubicado en el 9,5%.
Esos informes se desenganchan de los datos de crecimiento, pero no así de las expectativas de contratar más personal por parte de los dueños de empresas.
“Existe un desenganche entre el crecimiento económico y los datos de desempleo, ya que si se analizan los ocupados, los números son negativos, mientras que los desempleados siguen siendo los mismos, así que al tomar el crecimiento del PIB real por trimestre y el incremento de la cantidad de personas ocupadas por trimestre, eso da que los últimos cuatro trimestres se reducen los ocupados pero el PIB crece”, dijo Roxana Morales, economista de la UNA.{l2}busca_empleo_tres_sectores_lideran_crecimiento_en_2015{/l2}
Hay que llamar la atención que en los últimos cuatro trimestres se viene cayendo la fuerza de trabajo, lo normal es que suceda por una cuestión de estacionalidad, pero esto se da porque los ocupados se han reducido, y otros salen del mercado.
“La gente se sale del mercado, en todos los grupos de edad existen personas que se salen, pero es más significativo en los jóvenes de 15 a 24 años, y en los mayores de 60 años, que es parte del proceso de envejecimiento de la población”, explicó Morales.
Otro dato importante es que ya llega a 72 mil la cantidad de jóvenes que ni estudian ni trabajan, otros han dicho que la cifra es mayor, pero sacando de la ecuación las 48 mil personas que tienen obligaciones (hijos, cuidado de adultos mayores) no pueden tomarse dentro de esta población, según los especialistas.


SE REDUCE FUERZA LABORAL


Quienes más se salen del mercado son los menores de 24 años y los mayores de 60 años, claro está que los últimos tienen que ver con el envejecimiento de la población. La fuerza laboral es la cantidad de personas que buscan empleo, más los que ya están ocupados.

201610142016580.rec-11.gif

Fuente: UNA

 



Ver comentarios