Desarrolladores zombis al borde de la muerte
Enviar

Desarrolladores zombis al borde de la muerte

201303202309100.b.jpg
La mayoría de los desarrolladores, que dieron un gran auge inmobiliario a España, quedarán fuera por la falta de liquidez e imposibilidad de enfrentar deudas. Archivo/la república
Los bancos españoles retiran su apoyo a miles de constructoras a las que mantuvieron con vida en los últimos cinco años a pesar de que no construían prácticamente nada, dijo Mikel Echavarren, máximo responsable ejecutivo de Irea, una firma consultora de Madrid que ha asesorado en 22 mil millones de euros ($28.500 millones) de refinanciamiento.
Los bancos, a los que el gobierno obligó el año pasado a hacer a un lado la provisión a los desarrolladores, no tienen incentivos para seguir financiándolos.

“Los bancos han acusado recibo del golpe”, dijo Echavarren. “Ya no hay motivaciones para refinanciar compañías que no son viables, no tienen liquidez ni posibilidades de futuras ganancias, por lo que veremos un tsunami de quiebras de desarrolladores en los próximos dos años”.
El derrumbe final de un sector que constituyó el 18% del crecimiento de España en los 10 años de auge inmobiliario del país agravará el desempleo, que ya es de un récord de 26%, deprimirá el gasto en consumo necesario para la recuperación de la economía y hará bajar el valor de los bienes raíces residenciales, que ya han declinado más de 30% desde 2007, dijo Raj Badiani, un economista de IHS Global Insight en Londres.
Si bien la pérdida de empleos en el sector de la construcción ha continuado en recientes trimestres, “ha sido menos grave de lo esperado dada la magnitud de la depresión inmobiliaria”, dijo Badiani. “Al interrumpir los bancos el salvavidas financiero a muchos desarrolladores que han comprado tiempo, estimamos que habrá un acelerado descenso del nivel de empleo”. Badiani estima que el índice de desempleo podría trepar a más de 27% este año y que los precios de las viviendas podrían caer por lo menos 50% respecto de su nivel más alto para 2015.
Más de la mitad de los 67 mil desarrolladores del país entran en la categoría de “zombies”, dado que tienen obligaciones que exceden sus activos y sólo ingresos suficientes para reembolsar los intereses de sus préstamos, según R.R. de Acuña Asociados, una firma consultora inmobiliaria.
201303202309100.bb.jpg
Reyal Urbis buscó protección de los acreedores el mes pasado en la segunda mayor presentación de ese tipo de la historia de España, luego de acumular una deuda de 3.600 millones de euros. Bancos como Banco Santander SA y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA perdieron interés en refinanciar a la compañía, que da empleo a 420 personas y tuvo pérdidas de 910 millones de euros en 2012.
Las entidades crediticias españolas, a las que el año pasado se ordenó interrumpir el aporte de 84 mil millones de euros para la cobertura de pérdidas anticipadas de bienes raíces, no tienen incentivos para seguir manteniendo a flote constructoras inviables luego de pérdidas de 280 mil millones de euros de sus préstamos, según Irea.
Sólo sobrevivirán los desarrolladores que tengan suficientes ingresos producto de alquileres comerciales para reembolsar deuda o los que sigan construyendo viviendas en zonas donde se las pueda vender y generar ganancias, dijo Echavarren, que estima entre el 5 y el 10% de los desarrolladores españoles se inscribe en esas categorías.

 

Bloomberg


Ver comentarios