Logo La República

Sábado, 2 de marzo de 2024



FORO DE LECTORES


Desafíos y realidades de los métodos de pago en Costa Rica

José Ricardo Acuña González redaccion@larepublica.net | Miércoles 14 febrero, 2024


José Ricardo Acuña González


José Ricardo Acuña González

Pagos electrónicos, criptomonedas, billeteras digitales son conceptos que deambulan libremente en las noticias, redes sociales y medios de comunicación. Algunos han estado presentes desde los inicios del internet, otros se han acoplado a la cotidianidad a partir del avance de la digitalización en la sociedad. De cualquier forma, son temas que capturan el interés de muchos costarricenses por su impacto en la vida de las personas. Este artículo introduce conceptos e ideas para comprender este fenómeno, además de desafíos que existen en Costa Rica dentro del entorno mencionado.

Como punto de partida, es importante definir el concepto de dinero y sus funciones. Esto dado que el dinero representa el eje central del fenómeno que se pretende explicar.

Según Rudi Dornbush, el dinero es todo aquello que una comunidad o sociedad ha decidido por consenso, aceptar como medio de pago o de intercambio.

Cumple tres funciones:

• Unidad de cuenta: es la base para expresar una serie de valores en la economía, como los precios, el valor de los activos, pasivos de las empresas, personas y el valor de los contratos.

• Depósito de valor: se utiliza por sí mismo para acumular riqueza y transferirla de un período a otro. Cabe destacar que el dinero pierde valor con el tiempo, pero aun así se puede utilizar para acumular riqueza.

• Patrón de pagos diferidos: se utiliza para expresar los pagos que se van a efectuar en el futuro, por ejemplo, la cuota a pagar en un crédito.

Las funciones del dinero permiten que nuevos métodos de pago se adapten a los cambios en la sociedad. Precisamente, la digitalización galopante que el mundo experimenta hace que nuevos mecanismos salgan a relucir y tomen cada vez un mayor protagonismo frente al efectivo. Por ejemplo, la divisibilidad del efectivo, en ocasiones, representa un problema (buscar el cambio exacto para el pago). Por otro lado, el almacenamiento representa menor practicidad, frente a los bienes digitales que son intangibles.

Por tanto, es relevante enumerar los métodos de pago alternativos al efectivo que se utilizan en nuestro país:

• PayPal: servicio de pagos en línea que permite a las personas y empresas realizar transferencias electrónicas de dinero. Solo se necesita un correo electrónico para crear una cuenta y realizar transacciones. Una particularidad (que sucede en múltiples plataformas online) corresponde a que recargar saldos es sencillo: ofrecen todas las formas posibles. El problema es retirar los créditos. En la actualidad, en nuestro país, solo se puede realizar mediante tarjeta y cuenta Wink (con una comisión que va desde $4 hasta $14 según el monto de retiro). En otras latitudes, PayPal es sumamente utilizado. En Costa Rica no se ha popularizado tanto.

• Criptomonedas: Desde la muy conocida bitcoin hasta Ethereum, XRP, entre otras. Son múltiples las criptomonedas que habitan en el entorno virtual. Más que método de pago, en el país se obtienen como inversión para obtener rendimientos, dado la volatilidad de su valor. Aun así, existen mercados físicos en zonas turísticas de Guanacaste en donde se utiliza como medio de pago. Aplicaciones como Bitcoin jungle son utilizadas para realizar las transacciones.

• Apple Pay: servicio de pago móvil para los dispositivos con sistema operativo iOS. Es una excelente manera para acostumbrar a los usuarios a la digitalización de los medios de pago. Lo que permite es digitalizar la misma tarjeta de débito/crédito de los Bancos comerciales y a la hora de realizar el pago se utiliza la tecnología NFC de los teléfonos inteligentes.

• Google Wallet: Servicio de pago móvil para los dispositivos con sistema operativo Android. BCR y Wink presentan esta facilidad para sus tarjetahabientes. (Como dato relevante: permite a Apple y Google entrar al mercado financiero de transferencias electrónicas. En la actualidad existe prácticamente un oligopolio entre MasterCard, Visa y American Express. Aún utilizan sus servicios, pero dado la relevancia y crecimiento de Apple y Google, en un futuro podrían desarrollar su propio servicio y prescindir de MasterCard y Visa.)

• Sinpe móvil: un método sumamente utilizado, asigna un número de teléfono y una cuenta bancaria al usuario para realizar transacciones entre cuentas en colones de bancos comerciales dentro del país. En palabras del Expresidente del BCCR Rodrigo Cubero: un orgullo nacional dado que permite transacciones sin costo, cuando en múltiples países las recargas por transferencias bancarias son considerables. Merece reconocimiento dado su alcance y facilidad de uso. Coloca a Costa Rica con una de las tasas más bajas de uso de cheques y efectivo a nivel mundial, llegando a competir con los países escandinavos.

• Compras en línea: Múltiples comercios proveen a sus clientes de plataformas donde pueden realizar compras directamente en su página web. Se utiliza como canal entre las cuentas bancarias y los comercios cuando se realizan compras de entradas para eventos, compra de boletos de buses, de avión, compra de bienes y servicios en general.

• Zunify: Según su página web oficial, Zunify es una red de pagos que unifica el sistema financiero en una sola aplicación para facilitar la experiencia de compras de sus clientes. Se añaden cuentas bancarias, se carga de saldo y se realizan pagos donde se pueden aprovechar convenios con distintos comercios nacionales.

• Kash: Acorde a su página oficial, Kash es una aplicación móvil que permite realizar transferencias en colones usando tarjetas de débito de distintos bancos del país, sean tarjetas Visa o MasterCard, emitidas en Costa Rica. Además, permite hacer transferencias por medio de Sinpe Móvil.

Ahora, exceptuando las tarjetas de débito, crédito y Sinpe móvil, el resto de los métodos poseen un alcance y profundidad baja en la población. Y aunque es un gran logro que estemos avanzados en cuanto a cantidad de costarricenses con cuenta bancaria y con utilización de Sinpe móvil, el siguiente paso es que se promueva un entorno donde se utilicen los métodos de pago alternativos anteriormente citados.

El desafío enlazado al fin anterior corresponde a una mejor y mayor educación financiera. Es importante interiorizar estos conceptos y visualizar lo cómodo que se torna implementar estos mecanismos a la hora de realizar cualquier tipo de pago. Desafortunadamente, sigue siendo una realidad visualizar largas filas en los cajeros automáticos durante días de pago en ciertas ciudades donde el alcance y la concientización sobre este tema no es profundo. Por otro lado, la capacitación de todas las personas en infraestructura digital y electrónica puede suponer un problema para ir más allá de las tradicionales tarjetas de crédito y débito. También se debe redoblar esfuerzos para que los canales digitales donde se realizan los pagos sean robustos y generen seguridad en los usuarios para su utilización. Son clave las campañas de educación financiera dirigidas a los niños y niñas. Paralelamente, como ciudadanos debemos brindar una mano siempre que nuestros adultos mayores necesiten realizar gestiones relacionadas con la digitalización de nuestra sociedad.

Costa Rica merece y necesita una posición como país que destaca por su educación (en este caso, educación financiera). Si como grupos articulados se implementan todos los esfuerzos mencionados anteriormente, se podrá guiar el país hacia un norte donde las nuevas tecnologías sean un aliado para las finanzas y el desarrollo humano en general.







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.