Enviar
Deportes inyectados de capital

Unos ¢35 mil millones se están invirtiendo en instalaciones deportivas

Luis F. Rojas
[email protected]ública.net

Inversiones en infraestructura deportiva por aproximadamente $70 millones, unos ¢35 mil millones, que se han venido dando en los últimos meses, en los niveles público y privado, abren una perspectiva renovadora para varias disciplinas deportivas que se verán beneficiadas.
El patinaje, el voleibol y el fútbol tanto de playa como “once”, están recibiendo o recibirán una lluvia de dinero que convertida en infraestructura deportiva significará un paso adelante para su desarrollo.
Sin lugar a dudas la inversión más sonada es el megaproyecto del nuevo Estadio Nacional, que costará $60 millones aportados por China, y que tendrá un parqueo subterráneo para miles de automóviles, locales comerciales, graderías modernas y que se empatará con el proyecto del Albergue Deportivo, cuyo costo se aproxima a los $2 millones. Dicho estadio se espera que esté listo para el primer semestre de 2010.
Un proyecto más pequeño, pero con una inversión privada cercana a $1 millón es la construcción del S.T. Center en Aserrí, un campo de fútbol con cancha sintética y graderías para unas 4 mil personas que construyó el grupo Icono.
Al frente de esta inversión está Minor Vargas, presidente de los equipos Brujas y Barrio México y de la Revista El Gráfico Costa Rica, quien anuncia además la adquisición de otros terrenos donde se construirían canchas de fútbol cinco, siete, de playa, tenis y un gimnasio multiuso, lo que implicaría una segunda inversión, en este caso de unos $650 mil para este año y parte del otro.
Según Vargas, un 30% del dinero proviene de recursos propios y el resto mediante financiamiento bancario. “La experiencia dirigencial que tenemos nos dice que es bueno invertir en infraestructura deportiva, pero generando a la vez una plataforma que genere ingresos capaces de financiar el sostenimiento de los clubes a largo plazo, sumado a los medios tradicionales de patrocinio, vallas y sobre todo la venta de jugadores, que permiten ingresos importantes”.
Por otra parte Vargas aseguró que ya están discutiendo la parte final de un convenio con la Municipalidad de Desamparados para asumir a largo plazo el estadio “Cuty” Monge con una inversión que sería inicialmente financiada en un 75% por parte de ellos y un 25% del ayuntamiento. “En una primera etapa las ganancias estarían en el orden del 80% para la empresa y el 20% para la Municipalidad”, dijo, pero después de una etapa de recuperación de capital sería de 50/50.

Mientras esto sucede, con aporte privado y municipal, dos equipos de primera división se preparan para estrenar canchas sintéticas este año. Se trata de Santos de Guápiles y San Carlos, clubes que pierden muchos millones anualmente por las inclemencias del tiempo, que les provocan suspensiones y el deterioro de sus gramillas.
Marvin Centeno, gerente del Santos, destacó que la inversión en el estadio Ebal Rodríguez asciende a ¢275 millones ($550 mil), de los cuales solo tienen ¢210 millones ($420 mil) que donó Japdeva y el resto será por donaciones de la Municipalidad, Comité de Deportes y la empresa privada, encabezada por el Grupo Colono.
“Los costos subieron más de lo esperado, pero queríamos hacer las cosas bien desde el principio”, dijo Centeno, destacando que colocarán césped de quinta generación, lo último en canchas sintéticas y un incremento de $230 mil.
Uno de los factores positivos de esta cancha es que no se calienta tanto al mediodía (como la del Saprissa, que es de tercera generación) y filtra mucho mejor el agua. Las obras se iniciarían en la primera quincena de marzo y la empresa que realice el trabajo tendrá 80 días para terminarlo.
Además, mediante un partida de $200 mil (¢110 millones) que logró Ovidio Agüero, diputado de la zona, se construirá una gradería en el sector sur del estadio.
En San Carlos tampoco se quedan atrás y con aporte municipal por un costo de unos $300 mil también tendrán muy pronto su gramilla sintética.
El alcalde norteño, Alfredo Córdoba, es quien impulsa esta obra para la cual él mismo ha conseguido donaciones con el fin de completar el monto del proyecto, según lo expresó William Corrales, gerente general del club.
Esta obra que pronto será asignada se une a otras que ha realizado este equipo entre las que destaca la construcción de un palco único en el país, adecuado para personas con disc
apacidad, cumpliendo con los requerimientos de la Ley 7600.
Según Corrales, la gramilla sintética no solo permitirá más ingresos a los sancarleños sino además un gran ahorro de dinero (hasta de ¢1 millón mensuales,) ya que en época de invierno este club debe pagar fuertes sumas de dinero para alquilar donde entrenar. “Para nosotros esta cancha no es un lujo, sino una necesidad y un gran ahorro de dinero”, dijo quien aseguró que en los dos últimos años se ha invertido cerca de ¢35 millones ($70 mil) en este estadio y falta un gimnasio de pesas debajo de la gradería de sombra.


Otras obras

No solo el fútbol “once” y el de playa, así como el voleibol se están beneficiando con estas inversiones, sino que hay otros deportes que están creciendo y con ellos su infraestructura.
Cuestionado Osvaldo Pandolfo, viceministro de Deportes, acerca del control que existe sobre la inversión estatal, destacó que el Icoder le da seguimiento a través de los comités de deportes. “Además, se procura que con la infraestructura se pueda brindar capacitación que permita maximizar el uso de las instalaciones”.


Patinódromo
Con un costo de ¢207 millones ($214 mil) llenará el vacío que tiene el patinaje en cuanto a infraestructura, ya que prácticamente los competidores ticos se han hecho en las calles.

Albergue
Con un costo de ¢900 millones ($2 millones) servirá para hospedar a los atletas de alto rendimiento que vienen al país a competir en torneos internacionales, lo que permitirá que Costa Rica baje los costos cuando sea organizador de eventos internacionales; además ofrecerá una alternativa a los grupos deportivos o atletas lejanos de la ciudad.

Zona rural
A estas obras se unen otras como la construcción del estadio nuevo de Limón ($240 mil) y un sistema de calefacción para la piscina en el Polideportivo de Cartago ($360 mil), aparte de unos $600 mil en construcción de gimnasios e infraestructura deportiva en varias comunidades de bajos recursos, entre otras, Buenos Aires, Matambú, Juan Viñas y Guatuso.

Además
Aparte de estas inversiones, el Gobierno por intermedio del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) ha asignado más de ¢1.700 millones ($3,1 millones) a desarrollar infraestructura, con el fin de promover la competitividad y el crecimiento del deporte costarricense.


Fuente: Osvaldo Pandolfo, viceministro de Deportes


Ver comentarios