Humberto Pacheco

Humberto Pacheco

Enviar
Martes 22 Mayo, 2012


TROTANDO MUNDOS
Deporte Emocionante

La tan vilipendiada globalización ha permitido que desde este pequeño terruño podamos ser partícipes de los espectáculos más bellos del orbe. Para los amantes del deporte, el fin de semana de 12 y 13 de mayo pasados fueron un plato gourmet en el que el Grand Prix de Fórmula 1 de España puso el néctar celestial. Allí se dieron varios hitos emocionantes, no solo en la pista, en donde los puestos uno y dos quedaron en manos ibero-americanas, sino fuera de ésta.
El retorno de Williams al primer puesto tras una larga sequía y una decisión difícil para el ícono británico Frank Williams, pues hubo de abandonar los motores ingleses Cosworth por motores franceses Renault, aumenta la competencia y el brillo de la Fórmula Uno. Fue bonito ver a la familia del ganador Pastor Maldonado compartiendo en el cubículo de Williams con don Frank, de setenta años recién cumplidos y postrado en una silla de ruedas buena parte de su vida debido a un desafortunado accidente.

La lucha se dio en varios niveles pues en diversos segmentos de la carrera hubo emocionantes peleas por distintas posiciones. Por el primer lugar el “campeonísimo” español Fernando Alonso hubo de ceder su persecución intensa del novato venezolano Maldonado en las últimas cuatro vueltas. Sus llantas no dieron más y la instrucción de Pits de no rebasarlo no se hizo esperar. Mientras tanto, Kimi Raikonen, que venía quebrando el lap record vuelta tras vuelta, llegó a colocarse a milisegundos de Alonso, al punto de que de haber contado con un lap más, lo habría desbancado del segundo puesto. Para quedarse sin respiración.
Con esta formidable carrera Fernando empató el primer lugar del campeonato, otro hito porque los multi-campeones Ferrari no daban pie en bola desde hace varios años. Sin duda, el top honcho de Renault y Nissan Carlos Goshen, habrá rememorado ante la tele los dos campeonatos mundiales que Alonso le brindó a Renault.
No obstante, la nota sobresaliente de este evento la dio el propio Alonso, con su caballeroso reconocimiento a Pastor después de la carrera, llegando incluso a convencer al tercer lugar Raikonen- otro campeón- de que lo alzaran en hombros para una foto sobre el podio que rinde culto al Fair Play y al mejor espíritu deportivo.
Mientras digeríamos esta emocionante carrera, en otro campo se desarrollaba el juego decisivo de la Premier League inglesa entre el líder marginal Manchester City, empatado en puntos con Manchester United, ambos con un juego por jugar pero con mejor promedio de goles el City, y el Queens Park Rangers, equipo en peligro de descender. United ya había finalizado su partido con triunfo, mientras que a los noventa minutos de su juego, el City perdía 2 a 1. Ni el empate alcanzaba. En los cinco minutos de reposición de un final no apto para cardiacos, el City logró empatar a los dos minutos y, dos minutos más tarde, el argentino Sergio Kun Agüero anotó el gol de oro que les significó el cetro.
También hubo emocionantes partidos de basketball, baseball y tenis, completando un pentagrama para todos los gustos. Gracias a la apertura.

Lic. Humberto Pacheco A., M.C.L.
[email protected]