Logo La República

Miércoles, 25 de mayo de 2022



NACIONALES


Recorte de 703 personas en la planilla y mejora en la gestión financiera explican éxito de la institución

Déficit mensual de Japdeva pasó de ¢2.650 millones a ¢600 millones en dos años

Crisis de contenedores representa una oportunidad para puerto estatal de hacer crecer sus ingresos

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Miércoles 02 marzo, 2022

“Pese a la pandemia y el embargo, la crisis mundial del comercio marítimo, tengo que decir que se ha avanzado en la mejora de la institución”, dijo Andrea Centeno, presidenta de Japdeva. Archivo/La República.
“Pese a la pandemia y el embargo, la crisis mundial del comercio marítimo, tengo que decir que se ha avanzado en la mejora de la institución”, dijo Andrea Centeno, presidenta de Japdeva. Archivo/La República.


El recorte de 703 plazas en Japdeva en poco más de dos años y una mejora sustancial en el manejo financiero de la institución, hizo que el puerto estatal redujera su déficit mensual de ¢2.650 millones a tan solo ¢600 millones.

Lea más: Transformación de Japdeva en promotor de negocios arrancaría con despido masivo

A pesar de que Japdeva sigue sin ser solvente, lo cierto del caso es que está cerca de lograr el punto de equilibrio entre los ingresos y gastos, por lo que dejaría de ser una carga más para el gobierno central.

Lo mejor de todo, es que la mejora financiera también viene acompañada de una atención más eficiente para los usuarios, ya que hoy día los buques se atienden más rápido, a la vez que el equipo portuario se utiliza dos veces más en relación con el pasado.

El plan de reestructuración que arrancó en 2019 se mantendrá en vigencia para cortar unas 170 plazas adicionales, a la vez, que se plantea una tercerización de servicios y una readecuación de deudas para alcanzar la gran meta, según Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva.

Lea más: Japdeva empieza a dar forma a sus nuevos negocios

“Cuando pasó el proyecto de ley de transformación de Japdeva en 2019, nosotros teníamos un hueco entre ingresos y gastos de ¢2.650 millones al mes, mientras que ahora tenemos un faltante de unos ¢600 millones, lo cual, es una brecha recudida cuatro veces, pero que sigue siendo una brecha al fin, por eso, vamos a continuar con el plan de reestructuración que hemos venido implementando hasta lograr que los ingresos y los gastos se encuentren en un punto de equilibrio”, dijo Centeno.

Desde el 2019, Japdeva pasó de tener una planilla de 1.189 personas a 486 personas; sin embargo, la gran meta es llevar ese número a 300 funcionarios.

De las 703 personas que ya no trabajan para Japdeva, 62 fueron trasladadas a otras instituciones como el AYA, el IMAS y el Inder, mientras que 282 se acogieron a una prejubilación.

El resto decidió tomar el bono de transformación, el cual, consistió en incluir en la liquidación un máximo de ocho salarios adicionales a las personas que decidieran irse de Japdeva, siempre y cuando no ganaran más de un ¢1 millón al mes, ya que en los casos en que los funcionarios superaban ese límite, el máximo del bono no podía superar los cuatro salarios.

En ese sentido, la idea del puerto estatal es promover una mayor tercerización de servicios a lo interno de la institución, lo cual, permitiría bajar el gasto en remuneraciones aún más, ya que se recortarían unas 170 plazas adicionales.

“El equilibrio financiero de Japdeva pasa por varios aspectos: A) Aumentar los ingresos, B) Movilizar a unas 170 personas adicionales, C) Tercerizar servicios y D) Readecuar deudas y actualizar tarifas que no se hace desde el 2011”, dijo Centeno.

Por otra parte, la crisis de contenedores implica una buena oportunidad de hacer negocios para la institución, lo cual, le permitiría aumentar los ingresos y con ello, lograr más rápido el punto de equilibrio

Y es que el operador portuario estatal está ofreciéndoles a las distintas industrias el trasladar su carga en embarcaciones mixtas, como alternativa a la crisis.

Por otra parte, la tasa de ocupación del puerto estatal cercana a un 30%, le permitiría atender más rápido a los usuarios y con ello, volverse un puerto más competitivo, ya que se calcula una reducción de cinco horas en relación con otras opciones.

“El poder atender más rápido, le ayuda a los exportadores a ahorrar recursos. Lo otro, es que Japdeva tiene la potestad para atender cargas mixtas. Nosotros hemos visto usuarios que habían apostado por enviar en contenedores la totalidad de sus cargas y que ahora, ante lo sucedido, están haciendo una diversificación del riesgo, al dividir la flotilla para que no sea solo en contenedores, sino en carga mixta”, finalizó Centeno.


El plan de transformación


En 2019 Japdeva inició una transformación que le ha permitido ir recuperando la salud financiera.
Estos son los ejes pendientes, tras reducir la planilla de 1.189 personas a 486 personas, a la vez que las pérdidas mensuales pasaron de ¢2.650 millones a ¢600 millones.

Acción Contenido
Mantener ingresos al alza Actualmente, Japdeva genera unos ¢850 millones al mes, lo que implica un alza de al menos un 9% en relación con 2019
Recorte de gasto Reducir planilla al eliminar unas 170 plazas adicionales
Tercerizar servicios Contratar empresas externas para que asuman tareas cotidianas de Japdeva que hoy están en planilla de la institución
Actualizar tarifas Desde el 2011 no hay un aumento
Potenciar carga mixta Aprovechar crisis de contenedores


NOTAS RELACIONADAS


Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva. Archivo/La República.

Yates, cruceros y zonas francas: nuevos negocios para Japdeva

Miércoles 14 agosto, 2019

Japdeva redirigirá sus negocios a la atención de cruceros y yates, así como al desarrollo de parques logísticos para atraer turistas y empresas a zonas francas.






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.