Defensoría pide medidas para hacer autobuses más accesibles
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La Defensoría de los Habitantes apoya el fallo de la Sala Constitucional que ordena a las empresas de transporte público adoptar las medidas necesarias para garantizar el acceso universal a los autobuses, tanto a personas con alguna discapacidad como a los adultos mayores.

La resolución de la Sala IV se da luego de que una habitante, a quien por su condición de salud se le dificulta subir gradas, presentara un recurso de amparo contra una empresa de autobuses y contra el Consejo de Transporte Público (CTP), por negarle el servicio de rampa para personas con discapacidad, alegando que ella no utiliza silla de ruedas.

La Defensoría consideró, en un informe, que esta decisión viola el principio de accesibilidad y por consecuencia, una serie de derechos como la libertad de tránsito.

También estimó que como efecto colateral, pueden generarse limitaciones en cuanto al acceso a otros derechos, por ejemplo a la educación si requiere del autobús para desplazarse a un centro de estudio, al derecho al trabajo si se dirige al lugar donde labora, o al derecho a la salud en caso que deba acudir a una cita médica.

Aunque el organismo estatal consideró válidos los argumentos tanto del CTP como los de la compañía denunciada, de que el uso de la rampa solo está acondicionado para sillas de ruedas, llama a las empresas a que tomen medidas para superar las deficiencias de acceso por las escalerillas del autobús, a personas que tienen una movilidad reducida.



Ver comentarios