Decisiones políticas fuertes en Brasil
AFP/La República
Enviar

Diputados de la oposición sostenían una pancarta que decía “Adiós movimiento. La fuente se secó”, durante una protesta frente al Palacio de Planalto, en Brasilia, ayer.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ya no peleará más dijo el martes, marcando al vicepresidente como traidor y golpista, antes de una votación de destitución prevista en el Congreso para este domingo.
 

 


Ver comentarios