Enviar

TV

Dean Norris: adiós a Breaking Bad, bienvenida a Under the Dome

201311102328560.m7.jpg
Dean Norris participa en la serie “Under the Dome”, de la que ya se prepara una segunda temporada en CBS. Internet/La República
Millones de espectadores identificarán siempre a Dean Norris como Hank, el cuñado de Walter White en “Breaking Bad”, pero el actor ni siquiera esperó al término de la histórica serie para anotarse un nuevo éxito con “Under the Dome”, de la que ya se prepara una segunda temporada en CBS.
“Me encantó el final que tuvo Hank, fue un gran modo de irse”, afirmó el intérprete de 50 años, quien admitió que la decisión de la cadena AMC de dividir la última temporada de “Breaking Bad” en dos tandas de ocho episodios estuvo cerca de costarle un disgusto.
Norris, que aún debía terminar “Breaking Bad” cuando fue elegido para “Under the Dome”, pidió al creador de la serie, Vince Gilligan, si podía adelantar su participación, de forma que no tuviera problemas para empezar el otro rodaje.
“Tengo cinco hijos y hay que alimentarlos. Pero Vince me dijo que necesitaba que me quedara y me alegro de haberlo hecho porque fue una temporada final muy especial”, afirmó Norris, consciente de que su personaje en la serie marcará para siempre su carrera, aunque confía en que el futuro le depare nuevas oportunidades para igualar ese hito.
“No tengo ningún problema con que me asocien con 'Breaking Bad', pero todavía soy un hombre joven. Tengo tiempo para explorar otros personajes, incluido Big Jim en 'Under the Dome', y espero que algunos de ellos también queden en la memoria de la gente”, manifestó.
“Under the Dome”, protagonizada por Mike Vogel, Rachelle Lefevre, Natalie Martínez y Norris, se basa en la novela homónima de Stephen King acerca de un pequeño pueblo aislado del resto del mundo de forma repentina por la aparición de una enorme cúpula transparente.
Norris encarna a James “Big Jim” Rennie, un edil de Chester Mill, la localidad afectada por la aparición de la cúpula, de la que se convierte en su principal líder, amable de cara al público, pero perverso en privado.
Producida por Steven Spielberg, el episodio piloto fue dirigido por el danés Niels Arden Oplev, director de la versión original de “The Girl With The Dragon Tattoo” (2009), y se convirtió con 13,1 millones de espectadores en el estreno veraniego más seguido en EE.UU. desde “The Singing Bee”, en 2007.

Los Ángeles/EFE
 

Ver comentarios