De regreso a casa
La Selección Nacional se entrenó por última vez ayer en Fortaleza antes de volar hacia Santos, donde se encuentra su campamento. Yuri Cortéz-AFP/La República
Enviar

De regreso a casa

Luego de entrenar por la mañana en Fortaleza, Costa Rica regresó en la noche a Santos

Fortaleza (Brasil). Sin tiempo que perder, ya que había que viajar y dentro de cuatro días se estará jugando en la Arena Pernambuco ante Italia, la Selección Nacional regresó a los entrenamientos.
Aunque en principio lo haría a partir de las 8 a.m., al final la práctica comenzó pasadas las 9 a.m. y se realizó en las instalaciones de la Universidad de Fortaleza.
El grupo, como es normal en estos casos, trabajó con dos cargas diferentes, en una estaban los que tuvieron participación en el partido ante Uruguay y en el otro los que no jugaron.
Apenas finalizaron el entrenamiento se dirigieron al aeropuerto ya que a las 2 p.m. salieron con destino a Sao Paulo, en un vuelo de tres horas y luego en autobús hasta Santos, al Hotel Mendes Plaza, sede durante la Copa del Mundo.
En esta localidad los seleccionados tuvieron un gran recibimiento, no solo por la gran cantidad de costarricenses que se han quedado en esta ciudad, sino por propios santistas que se han identificado con el equipo patrio.
Los futbolistas al final del entrenamiento reconocieron la felicidad que les embarga en estos momentos, pero aclararon que, tras ganarle a Uruguay, ahora quieren más y lucharán con todo ante los italianos.
Joel Campbell, quien el sábado fue designado la figura del encuentro, había manifestado que la clave fue mantener el orden y no desesperarse al verse con el marcador en contra.
“A pesar de ir perdiendo, el camerino siempre estuvo positivo, sabíamos que íbamos a ganar, nunca pensamos en perder y gracias a Dios se nos dio el resultado”, comentó Joel.
“Ahora se vienen partidos más difíciles. De nada vale ganar si perdemos los otros dos, esperamos clasificar, ya dimos un gran paso”, recalcó la figura nacional ante los charrúas.
Del mismo criterio fue Keylor Navas, quien tras la buenas atrapadas, reconoce y advierte que ante Italia tienen que dar más de lo que se hizo ante Uruguay. El portero manifestó que en el camerino no existe tanta euforia como en la calle y ahora solo piensa en una victoria ante la “azzurra”.
Sin duda alguna una de las jugadas claves del compromiso fue la carrera de Cristian Gamboa ante el pase de Bolaños, que terminó en el centro y luego la primera anotación, obra de Joel Campbell.
Esas acciones ya tradicionales por parte de Gamboa hacen historia, pero esta fue la mejor, al punto que el guanacasteco aseguró que esa corrida salió del corazón.
“Se me pareció mucho a la jugada de México, tuve un déjà vu de la jugada con México, pensé que no le llegaba pero por dicha llegue y pude centrar”, expresó el defensor.
Para el liberiano la sorpresa fue llegar hasta la línea de fondo y pudiera realizar el centro con éxito, que conectó Joel Campbell para el empate momentáneo.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Enviado especial

Ver comentarios