Enviar
Participa en giras y reuniones de su hermano
De lleno se mete Oscar Arias en campaña

Objetivo es impulsar precandidatura de Rodrigo Arias en el PLN

Tal como lo hizo hace cuatro años, el expresidente Oscar Arias se lanzó a las calles con el objetivo de cazar votos, pero en esta ocasión, para impulsar las aspiraciones presidenciales de su hermano Rodrigo Arias.
Desde hace un par de semanas, el exmandatario se metió de lleno en esta labor y realiza visitas y reuniones con liberacionistas, de forma paralela a las que sostiene su hermano en otros puntos del país.
Por ejemplo, hace 15 días estuvo en varias comunidades en la provincia de Alajuela y el fin de semana antepasado visitó Alajuelita en busca de apoyo para Rodrigo.
“La idea es que participe en reuniones con dirigentes y giras de trabajo hasta el 21 de abril, cuando se lleve cabo la convención interna del PLN”, comentó Pablo Guerén, vocero de la tendencia arista.
Hasta el momento la participación del expresidente como promotor de su hermano se ha limitado a un par de actos oficiales, así como a la asesoría de la campaña.
Asimismo, su imagen y la de María Luisa Avila, exministra de Salud, han sido usadas en anuncios de televisión. El objetivo de la nueva estrategia es impulsar la precandidatura del verdiblanco frente a los otros contendientes, como Johnny Araya y Fernando Berrocal.
El exministro muestra una tendencia de apoyo creciente en las mediciones que hace CID Gallup para LA REPUBLICA.
En la última dada a conocer la semana pasada, Arias obtuvo un 25% de respaldo entre los liberacionistas solo por debajo del 32% que obtiene el alcalde de San José, Johnny Araya.
En ese sentido, el aspirante confía en desplazar al gobernador y ganar la presidencia.
“Los costarricenses han visto en nuestro mensaje un contenido lleno de respeto, hablando en serio sobre Costa Rica, sus retos y las preocupaciones diarias de la ciudadanía. Lejos de ataques, lejos de alianzas “anti” algo o más diagnósticos, lo que las familias costarricenses piden es liderazgo, es experiencia, es una carta de navegación clara de hacia donde vamos”, indica el precandidato.
Al finalizar su segundo mandato en mayo de 2010, el exmandatario recibió la aprobación de siete de cada diez costarricenses.
Asimismo, los nacionales le reconocieron el haber cumplido la mitad de las promesas de campaña.
Por esta razones, el exmandatario es una pieza fundamental para las aspiraciones del verdiblanco.
“Don Oscar es el mayor activo político que tiene Costa Rica y por supuesto que su participación abierta a favor de su hermano, entusiasma a la dirigencia y atrae electores de todos los partidos”, expresa Fabio Molina, jefe de fracción del PLN que acompañó al exmandatario en la gira realizada por Alajuela.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios