Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



MAGAZINE


GastroMundo

De rankings y calificaciones…

Jose Salom [email protected] | Viernes 07 diciembre, 2018

restaurante
Foto con fines ilustrativos, Shutterstock/La República


Es algo que todo dueño de restaurante sabe: las buenas críticas aumentan su credibilidad, mientras que las terribles le pueden arruinar.

Hoy, en una época en la que todos pueden ser críticos en línea, las calificaciones serias nunca han sido más importantes.

Pero hasta ahora en nuestro país nadie nos garantiza tener una propuesta local con credibilidad, capacitada y sobre todo anónima.

Lea más: Doris Metropolitan, escuela de excelencia

De hecho, una calificación adicional de media estrella o punto causa efectos inmediatos.

Significativamente, los efectos se dan sin ningún cambio en los precios ni en la calidad de la comida y el servicio, simplemente son suficientes para atraer a nuevos comensales.

A estas se les pueden sumar los sitios y foros de las redes sociales, para generar los resultados que los restaurantes esperan, porque sí es importante tomar en cuenta la forma en que los consumidores juzgan la calidad de los bienes y servicios.

Estos deben ser complementos y reafirmaciones, mas no los calificadores y evaluadores.

Por eso es importante que en nuestro país, donde queremos ser un destino gastronómico, pidamos a las entidades afines a la industria que tomen con seriedad este tema y lo valoren, ya que puede ser muy beneficioso y no solo obligaría a la industria a mejoras, sino que educaría al consumidor en varios aspectos como por ejemplo a interpretar conceptos, técnicas y valorar el servicio ofrecido.

El asunto con estas entidades es que no poseen el personal calificado, definitivamente no tienen la cultura, el mundo, ni la formación para dar credibilidad, ni a los restaurantes, ni a los comensales en cuanto a cómo evaluar las experiencias culinarias y de servicio.

Lea más: Instituto Politécnico abrió carrera de sommelier

Pero, ¿si por un periodo de unos años, invirtieran en traer expertos de afuera a hacer esas evaluaciones? Siento que no es una idea descabellada.

Se realiza una combinación de personas bien calificadas junto con locales visitando diferentes zonas de influencia, y se hacen planes piloto para ir arrojando resultados y poder medir el efecto tanto en el restaurante como en el público.

Podríamos ir creciendo y generando un criterio creíble y que genere un efecto positivo, o bueno, nos quedamos en manos de la opinión de blogueros y opiniones subjetivas de consumidores.


Jose Salom

Gerente de sede San José

Instituto Politécnico Internacional 




GastroMundo

NOTAS RELACIONADAS