Logo La República

Sábado, 15 de agosto de 2020



COLUMNISTAS


Cuidado infantil durante la pandemia

Marilyn Batista Márquez [email protected] | Jueves 09 julio, 2020


La semana pasada, en una entrevista del presentador de la BBC, Christian Fraser, con la Dra. Clare Wenham, especialista en política de salud global de la London School of Economics, acerca de los cierres del comercio en Inglaterra, la hija de la entrevistada que caminaba en forma natural por la pequeña habitación, interrumpió a su madre –en vivo- para preguntarle cómo se llamaba el animal en el cuadro que sostenía en sus manos (un unicornio) y en qué estantería podía ubicarlo. El hábil periodista, para no echar a perder la entrevista, estableció una pequeña conversación con la niña, mientras la madre sonreía, pedía disculpas, e intentaba continuar hablando.

El video de la interrupción de la entrevista, catalogado como “un dulce y real momento que encantó a los espectadores”, y que en seis días ya tiene más de 2 millones de visitas, mostró la realidad que viven miles de madres en el mundo ante el cierre de guarderías debido al impacto de la pandemia.

Este tema fue presentado recientemente -en una entrevista en este diario- por Patricia Mora, ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), quien afirmó que la situación que vive el mundo por el Coronavirus afecta de manera particular a las mujeres, porque mayoritariamente somos las que hacemos labores de cuidados, y el trabajo se acrecienta debido a que nos corresponde cuidar a más personas, en espacios pequeños y confinados, situación que genera mayor estrés y violencia intrafamiliar. Por esta particularidad neandertal de la gran mayoría de los sistemas socioculturales, la Ministra hizo un llamado para compartir las cargas de trabajo y así aliviar la presión de las mujeres asalariadas que desde su hogar tienen que lidiar con el tele trabajo, la limpieza del hogar y el cuido de menores de edad, de adultos mayores e incapacitados.

Inmediatamente se subió al Facebook de La República la entrevista realizada a la señora Mora, un concurrido grupo de lectores -hombres y mujeres- lanzaron todo tipo de improperios y comentarios burlescos argumentando que el coronavirus no elige el sexo, contagia a todos por igual, a todos nos afecta, y por lo tanto, no es un tema de género. Muy lejos de la realidad resultan ser estas aseveraciones de personas que parecen vivir en el Pleistoceno. ¿Tan difícil es entender que la causa de la discriminación no es el coronavirus, sino las normas patriarcales de género que todavía existen en Costa Rica y en el mundo?

En esta semana la periodista The Washington Post, Mariana Alfaro, con el título “Estados Unidos está en medio de una crisis de cuidado infantil”, hace referencia a lo acontecido en la entrevista a la Dra. Wenham en la BBC, comentando que la situación que muestra el video destaca una realidad apremiante para las madres que intentan equilibrar el cuidado de sus hijos y las presiones de sus trabajos de tiempo completo mientras están en casa.

La columna de Alfaro coincide con lo externado por doña Patricia Mora, destacando los malabarismos que deben hacer las mujeres para atender el trabajo, los hijos y el hogar, porque no hay opciones de apoyo.

Sostiene la periodista que la pandemia ha provocado una crisis de cuidado infantil en Estados Unidos, ya que las escuelas y los centros de cuidado de menores de edad en este país cerraron y la carga de administrar a los niños ha recaído de manera desproporcionada en las mujeres, lo que ha llevado a algunas a dejar sus trabajos.

Esta posición la refuerza el informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en donde señala que los brotes de enfermedad afectan a hombres y mujeres de manera diferente, y que las pandemias empeoran las desigualdades a las que ya se enfrentan mujeres y niñas. Unido a lo anterior, sostiene el informe que las mujeres representan globalmente el 74 % del personal en el sector social y sanitario, por lo tanto muchas de ellas entrarán en contacto directo con los pacientes de COVID-19 y corren un mayor riesgo de contraer el virus.

Esta pandemia ha demostrado, entre otras cosas, lo atrasados que nos encontramos en términos de priorizar el cuidado infantil asequible y accesible para las familias, y la necesidad de verlo como un sector de la economía que merece tanta atención como el comercio y la industria.

Para atender este problema en Costa Rica, el Estado debe retomar y fortalecer la Red Nacional de Cuido y Desarrollo Infantil (REDCUDI), un gran aporte de la ex presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, como una alternativa para brindar apoyo a las mujeres trabajadoras y en paralelo mejorar la atención de la niñez costarricense, no solo porque impulsa el desarrollo y la competitividad, sino también por un tema de derechos humanos, porque es difícil entender que en el siglo XXI las mujeres todavía no puedan ser parte de la sociedad económicamente activa asalariada, por carencia de un lugar que les proporcione a sus hijos un ambiente seguro.


NOTAS ANTERIORES


Un intruso inoportuno

Jueves 13 agosto, 2020

Ya nuestras finanzas públicas venían en deterioro acelerado, producto de un gasto excesivo durante muchos años

Una ley incongruente

Jueves 13 agosto, 2020

La Ley Marco para la Regulación del Hospedaje No tradicional y su Intermediación a través de las Plataformas digitales es una regulación corporativista, incompa

El control del territorio costarricense

Miércoles 12 agosto, 2020

Uno de los puntos básicos en la definición de las responsabilidades de un gobierno es que debería controlar lo que ocurre en todo el territorio nacional (sobera






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.