Enviar
Cuba vive agitada agenda política


La Habana
EFE
La agenda política cubana mantiene un ritmo intenso esta semana a pesar de la renuncia al poder de Fidel Castro, cuyo anuncio, el martes, ha coincidido con la llegada a la isla del secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, y la de tres delegaciones oficiales de países africanos.
Un día después de recibir en el aeropuerto José Martí de La Habana al cardenal Bertone, cuya visita oficial durará hasta el próximo martes, el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, se reunió ayer con su homólogo de la República del Congo, Basile Ikoubé.
Ikoubé ha viajado a Cuba con un mensaje de "respaldo" y "solidaridad" de su gobierno hacia Castro y el interés de incrementar la cooperación bilateral, un punto en común con las agendas de las autoridades de Benin y Ghana, que también están en Cuba.
El miércoles, el vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo, sostuvo conversaciones oficiales con el vicepresidente ghanés, Alhaji Aliu Mahama, un encuentro con especial interés en los "lazos comerciales", según informaron medios locales.
Durante su estancia, Mahama, quien llegó el lunes y se marchará el domingo, se ha entrevistado además con los ministros de Educación e Industria Básica, sectores claves en la isla.
La procesión africana incluye por último al ministro de Asuntos Extranjeros de Benin, Moussa Okanla, quien ha dicho tras arribar el miércoles a la capital cubana, que viene a "fortalecer" vínculos en áreas como salud y agricultura.
No obstante, ninguna de las delegaciones africanas permanecerá más allá del domingo 24 de febrero, cuando el parlamento elegirá un nuevo Consejo de Estado y a su presidente, para reemplazar a Fidel Castro tras medio siglo en el poder.
Solo el enviado del Vaticano, el cardenal Bertone, quien visita la isla en el décimo aniversario de la histórica visita pastoral del Papa Juan Pablo II, tendrá la oportunidad de presenciar el primer día en Cuba con un presidente que no será Fidel Castro.


Ver comentarios