Enviar
Experiencia es la principal ventaja de competidores del ICE
Cuatro estilos gerenciales marcan apertura telecom
Competencia generará un movimiento estimado en más de $1 mil millones para 2012
Una larga experiencia en negocios relacionados con telefonía celular y el respaldo de grandes corporaciones a nivel nacional, serán las principales cartas de presentación de quienes dirigirán las nuevas empresas en el mercado celular en el país.
Este estilo de manejo gerencial, con una visión global del negocio de las telecomunicaciones es a la que apuestan Ricardo Taylor, gerente de Claro; Jorge Abadía, gerente de Movistar, y David Maruyama, gerente de tuyo, quienes son las nuevas figuras del naciente mercado celular costarricense.
Ellos se enfrentarán a la imagen hasta ahora paternalista del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), cuya figura principal, Eduardo Doryan, es el encargado de competir con los nuevos actores.
El papel de estos cuatro líderes marcará en gran medida el comportamiento de la apertura celular y el éxito que pueda tener el país en aprovechar este nuevo mercado.
La competencia celular generará un movimiento estimado en más de $1 mil millones para el próximo año, lo suficiente para dar un buen empuje a la economía y generar más de 3.500 puestos de trabajo directos y otros 40 mil indirectos.
Solo como permiso de entrada, Claro y Movistar deben pagar al Estado en los próximos meses $170 millones.
Estos son recursos que en teoría deberán destinarse al desarrollo de proyectos que impulsen la educación y el acceso de los costarricenses a nuevas tecnologías, con la meta de reducir la brecha digital.
La competencia en la teoría no ha arrancado, aunque en la práctica ya hay una empresa que está operando a la par del ICE, como lo es tuyo.
En el caso de Claro y Movistar, el gobierno tiene como fecha prevista el 27 de julio como el día en que ambas pueden comenzar a ofrecer servicios celulares a los costarricenses, si así lo desean.
No obstante, esto dependerá en gran medida del avance que exista hasta ese momento del proceso de construcción de nuevas torres de telecomunicaciones y de la conectividad que logren, para ofrecer un adecuado nivel de cobertura al menos en las zonas más pobladas del país.
Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios