Crudo baja un 10,6% en la semana
Enviar
Crudo baja un 10,6% en la semana


Nueva York - El precio del barril de crudo de Texas se encareció el viernes con moderación y cerró a $36,51 en Nueva York pero es un 10,6% más barato que hace una semana, con pronósticos de que este año mermará la demanda a nivel mundial.
Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en febrero sumaron $1,11 al precio del jueves, lo que representó un avance del 3,1%.

Durante la jornada el barril de petróleo WTI mostró una tendencia predominante a la baja, pero a medida que se acercaba el cierre varió de rumbo debido a reajustes de posiciones, según los expertos.
Los contratos de gasolina para febrero redujeron un centavo al precio anterior y finalizaron a $1,1672 el galón (3,78 litros).
El gasóleo de calefacción para ese mes recortó su precio también en un centavo y cerró a 1,4734 dólares/galón.
Los contratos de gas natural para febrero finalizaron a $4,80 por mil pies cúbicos, 4 centavos menos que el jueves.
La Agencia Internacional de Energía (AIE) rebajó el viernes sus previsiones de demanda mundial de crudo para 2009, al final de una semana en la que el Departamento de Energía estadounidense (DOE, por sus siglas en inglés) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) también revisaron a la baja sus cálculos de consumo de crudo a nivel mundial.
La AIE prevé que la demanda de crudo será este año inferior en un millón de barriles diarios a la de 2008 y se situará en torno a los 85,3 millones de barriles al día.
Esa agencia calcula además que la demanda mundial se contrajo en un 0,3% en 2008 respecto al año anterior por lo que, de cumplirse las previsiones, será la primera vez en más de dos décadas en que se baja la demanda durante dos años consecutivos.
Pronósticos similares ha hecho el DOE respecto a 2008 y 2009, que esta semana redujo sus previsiones de demanda mundial de crudo para 2009 y ahora calcula que será inferior en 800 mil barriles diarios a la de 2008 debido a las perspectivas de una fuerte ralentización económica en los países más industrializados y en otros en vías de desarrollo.
A las previsiones anteriores se unen las que difundió la OPEP el jueves, que reflejan también un menor consumo de petróleo a nivel mundial.
Esa organización, que controla alrededor de un 40% de las exportaciones mundiales de crudo, pronostica que la demanda para este año se situará en 85,66 millones de barriles diarios, 180 mil menos que la de 2008 y 30 mil por debajo de los cálculos que había hecho hace ahora un mes.
En el pasado año la demanda fue de 85,84 millones de barriles diarios, 100 mil barriles menos que en 2007, según la OPEP.
El retroceso de la demanda ha permitido un persistente ascenso en las reservas de crudo y de combustibles almacenadas en Estados Unidos, lo que ha presionado más a la baja los precios del crudo.

Ver comentarios