Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Crisis "Tequila" de México puede ayudar a Europa

Redacción La República [email protected] | Martes 28 febrero, 2012



Crisis "Tequila" de México puede ayudar a Europa

Los países europeos, que tienen dificultades para poner fin a su crisis de la deuda, deberían observar el triunfo de América Latina sobre decenios de debacles financieras como patrón para resolver sus males, dijeron funcionarios en una cumbre de las economías más grandes del mundo en México.
El presidente mexicano Felipe Calderón utilizó la cumbre de dos días de los funcionarios de finanzas del Grupo del G20 para instar a los diseñadores de las políticas a seguir el ejemplo de su país y emprender una acción decisiva destinada a evitar que la inestabilidad en Europa siga afectando el crecimiento económico global.
América Latina ha demostrado ser hasta ahora resistente a la volatilidad global después de que países como Brasil y México recortaron el gasto en los dos últimos decenios. Los países europeos, en cambio, todavía están tratando de frenar el contagio habiendo transcurrido más de dos años desde que surgió la crisis de la deuda en Grecia. El Fondo Monetario Internacional pronostica que las economías latinoamericanas crecerán 3,6% en 2012, tres veces más que el nivel esperado para los países avanzados.
Luis Tellez, máximo responsable ejecutivo de Bolsa Mexicana de Valores SAB, dijo que Europa no está actuando con rapidez suficiente para aplacar el daño.
“Mientras Europa tardó dos años en tomar decisiones, nosotros tomamos las decisiones con Estados Unidos y el FMI en dos meses”, dijo Tellez, quien fuera jefe de gabinete del entonces presidente Ernesto Zedillo durante la crisis del Tequila que siguió a la devaluación del peso en 1994.
México, la segunda economía de América Latina, se contrajo 6,2% en 1995, cuando el gobierno utilizó un rescate del FMI por $50.000 millones para evitar la cesación de pagos después de establecer un tipo de cambio flotante del peso contra el dólar. Una devaluación de 50% desató una inflación que alcanzó un pico de 52% y provocó salidas de capitales en toda la región.
Es indudable que Europa no tiene varias de las ventajas con las que contó México para revertir su caída. La deuda de Grecia creció el año pasado hasta un 160% del producto interno bruto, en tanto México comenzó su ajuste fiscal antes de la crisis del Tequila. Países en dificultades como España e Italia forman parte de la eurozona integrada por 17 países, lo cual significa que no pueden aumentar las exportaciones como lo hizo México devaluando la moneda.
Una economía estadounidense fuerte también ayudó a motorizar un crecimiento mexicano de 5,5% en 1996. México envía 80% de sus exportaciones a los Estados Unidos y su crecimiento está fuertemente ligado al de su vecino del norte.
De todos modos, tal como ocurrió en el pasado en América Latina, los políticos de Europa en este momento no están actuando con decisión para contener los déficits crecientes, dijo Claudio Loser, ex director para el Hemisferio Norte del Fondo Monetario Internacional desde 1994 hasta 2002.
“Los europeos creen que su experiencia es única, cuando no lo es”, dijo Loser ayer en una entrevista telefónica. “No vieron la gravedad del problema en 2008 y 2009, y luego trataron de resolver el problema con demasiada timidez”.
Si bien las economías latinoamericanas hasta el momento han demostrado ser fuertes, el comercio y los flujos de capital a la región podrían disminuir si la situación económica de Europa empeora, dijo Loser.
“Estamos todos en el mismo barco y no importa que el agujero esté en primera, segunda o tercera clase”, dijo Calderón a funcionarios en una cena en el histórico castillo de Chapultepec el 25 de febrero. “Es el mismo barco y tenemos que arreglarlo”.

México/Bloomberg