Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Crisis dispara economía informal

| Lunes 30 marzo, 2009



Crisis dispara economía informal


Madrid- Carlos Cruz tiene una estrategia para sobrevivir a la peor crisis mundial en 60 años: pagar menos en impuestos y transferir los ahorros a los clientes.
“Declaro la mitad de lo que solía declarar”, dijo Cruz, de 29 años, que tiene un negocio de pintura en Madrid. “Los precios han caído un 30% y los clientes te eligen por una diferencia de hasta $68, dijo Cruz, ecuatoriano que vive en España desde 2001.
Incluso ahora que Estados Unidos, Japón y Europa están pasando por sus primeras recesiones simultáneas desde la Segunda Guerra Mundial, algunos tipos de actividad están expandiéndose en todo el mundo, pero por debajo del radar del Gobierno. La producción de bienes y servicios que son legales, aunque no declarados, podría crecer a la máxima proporción de la producción total desde 2000, según Friedrich Schneider, profesor de la Universidad Johannes Kepler de Austria.
El cambio, medido por los analistas fiscales y economistas utilizando encuestas, datos sobre masa monetaria y evidencia anecdótica, se debe a los negocios que evitan registrar sus ventas en los libros para bajar los costes, y a los trabajadores que toman empleos informales para sobrevivir al creciente desempleo. Asimismo, ofrece una protección contra los efectos de la crisis y podría explicar por qué la desaceleración no ha desencadenado más tensión social.
“La buena noticia es que la recesión, reflejada por las estadísticas oficiales, podría no ser tan severa como parece”, dijo Edgar Feige, profesor de la Universidad de Wisconsin- Madison que ha estudiado la economía informal por 30 años. En crisis pasadas, la actividad no registrada aumentó como proporción de la economía oficial, dijo.
Schneider define la economía informal como “la producción legal de bienes y servicios, pero reteniendo los pagos de impuestos y seguridad social”. Incluye el trabajo informal en construcciones por efectivo, y pequeños talleres textiles y de zapatería que hacen negocios fuera de los libros, aunque no cometen un delito.
En 21 de los 30 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Schneider calcula que la economía informal equivaldrá al 13,8 por ciento del producto interno bruto oficial en 2009, en comparación con el 13,3 por ciento el año pasado. Sobre esa base, su valor subirá en US$200.000 millones a US$5,59 billones en esos países, desde US$5,39 billones, utilizando el PIB constante de 2008 porque no hay datos disponibles para este año.
El tamaño relativo del mercado se contrajo cada año desde 2001-2002, cuando ascendía al 16,7 por ciento, muestran datos de Schneider.
El crecimiento de la economía informal priva a los Gobiernos de ingresos justo en un momento en que sus países están sintiendo los efectos de la recesión y las medidas de estímulo.
Es una “situación insostenible para las arcas públicas”, dijo Armando Fernández Steinko, profesor de sociología de la Universidad Complutense de Madrid.
Cuanto más alta es la tasa de desempleo, “mayor es la probabilidad de participación en la economía informal”, dijo Steinar Strom, profesor de economía de la Universidad de Turín en Italia.