Crisis adelantaría quiebra de minoristas en Estados Unidos
Enviar
Crisis adelantaría quiebra de minoristas en Estados Unidos


Nueva York - En el último cuarto de siglo, cerca de una quinta parte de las grandes compañías minoristas de Estados Unidos que quebraron, entre ellas RH Macy & Co. Inc. y FAO Schwarz, lo hicieron en enero, valiéndose del importe de ventas de las Navidades para sufragar reorganizaciones o financiar liquidaciones.
Esta temporada de quiebras es distinta. Los minoristas con importes de venta reducidos o deudas abultadas están cerrando temprano debido al bajón del gasto de los consumidores, que a su vez es producto de la contracción del crédito; el valor menguante de las existencias y los cambios restrictivos a la ley concursal, dijo Jonathan Henes, abogado del bufete Kirkland & Ellis, de Chicago.

“Habrá una tensión entre dejar que los minoristas sigan abiertos durante la temporada navideña y liquidar en diciembre, cuando una entidad prestamista tiene las mayores probabilidades de que le paguen”, añadió Henes, especialista en derecho concursal.
Value City Department Stores LLC, dueña de 66 tiendas de mercancía descontada, no esperará al mes de enero: la compañía presentó la solicitud de suspensión de pagos el 27 de octubre, diciendo que hará ventas a precios de liquidación. Tres empresas que ya están en quiebra: Linens 'n Things Inc., una cadena de tiendas de artículos para el hogar, la cadena de zapaterías Shoe Pavilion Inc., y el grupo de grandes almacenes Mervyns LLC anunciaron este mes que liquidarán sus activos en vez de reorganizarse.
La táctica de esperar a enero, usada por los grandes almacenes Kmart Corp. y las joyerías Zale Corp. en años anteriores, tenía como fin reunir dinero para atraer inversionistas como parte de una reorganización o para pagarles a entidades prestamistas que pudieran entonces suministrar crédito para el proceso concursal, dijeron varios abogados. Las ventas navideñas a veces evitaron la quiebra si las compañías tenían suerte y el público aumentaba las compras.
Con la contracción de los mercados de crédito han desaparecido los llamados préstamos DIP (por “debtor-in- posesión”, o deudor con posesión de los activos) para financiar bancarrotas, dijo Henes. Sin estos créditos, las empresas se verán obligadas a cerrar.
Ahora no se tiene el incentivo de los pagos para ablandar a los bancos, dijo Martin Zohn, especialista en derecho concursal en el bufete Proskauer Rose, de Nueva York.
Entre las compañías en aprietos, la cadena de tiendas de aparatos electrónicos Circuit City Stores Inc. sigue estudiando “todas las opciones disponibles” conforme empieza sus ventas de liquidación hoy para el cierre de 155 de sus comercios al cabo de seis trimestres seguidos de ventas menguantes. Los grandes almacenes Boscov's Inc., que ya están en suspensión de pagos, esperan conseguir un comprador para evitar liquidarse. Las librerías Borders Group Inc., en busca de un comprador que las rescate tras la pérdida de $11 millones en el segundo trimestre, la falta de crédito y una competencia muy reñida, no han podido encontrar uno hasta la fecha.
Entre los minoristas con bonos morosos, según Bloomberg, se hallan Finlay Fine Jewelry Corp., Rafaella Apparel Group., Lazydays RV Center Inc., True Temper Sports Inc., Claire's Stores Inc., Dillards Inc., Burlington Coat Factory Warehouse Corp., Michaels Stores Inc., y Rite Aid Corp.

Ver comentarios