Enviar
Aumento de clientes oscila entre un 15% y un 50% en últimos cinco años
Criminalidad impulsa a empresas de seguridad

• Compañías afirman que la mayor cantidad de personas solicitan el servicio luego de sufrir un ataque del hampa
• Noticias sobre criminalidad influyen en tomar la decisión de proteger viviendas, automóviles y negocios

Pablo Mora
[email protected]

La percepción de criminalidad en el país ha tenido un efecto directo en la demanda de servicios de seguridad y en la oferta de empresas que brindan estos sistemas.
Durante los últimos cinco años algunas de estas firmas han experimentado un aumento en su clientela que oscila entre un 15% y un 50%.
Tal es la necesidad de mostrar un mejor servicio, que la empresa ADT se convirtió el mes anterior en la primera de su tipo que consigue el Certificado ISO 9001:2000, que le otorgó el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica.
Esta firma amplió sus servicios, los cuales llegan hasta ciudades periféricas del país como Garabito, Liberia, Ciudad Quesada y Guápiles, explicó Ronald Dobles, jefe de Mercadeo.
Los empresarios consultados coincidieron en que el clima de violencia que ataca al país, y su exacerbación por algunos medios de comunicación, creó la necesidad de este tipo de sistemas desde hace unos años.
La cantidad de empresas ha crecido, al igual que los servicios que ofrecen y los clientes que los demandan. Por ejemplo, Alarmas Guardián Electrónico MAVC S.A. es un negocio pequeño, pero reporta un crecimiento del 50% con relación al año anterior.
“Damos buen servicio porque sabemos que así la mayoría de los clientes hacen publicidad de boca en boca”, explicó Marco Valverde, dueño de MAVC S.A.
De acuerdo con la última encuesta de CID-Gallup para LA REPUBLICA, realizada a finales de abril, los dos principales problemas expresados por los costarricenses son la violencia y el crimen (47% de la muestra) y el uso y tráfico de drogas (17%).
Pese a ese alto grado de preocupación por la delincuencia, los representantes de las compañías de seguridad comentaron que la gente invierte en su protección especialmente cuando ha sido víctima del hampa.
“Los costarricenses siguen creyendo que nunca van a ser atacados por delincuentes. Pese a la percepción de inseguridad, los clientes no han tomado conciencia del peligro que los rodea”, explicó Diego Pérez, representante de Alarmas SI Auto.
De acuerdo con representantes de la empresa Alarmas y Control Electrónico S.
A. (ACESA), solo un 30% de sus clientes adquiere un sistema de seguridad para prevenir el delito. El restante 70% lo contrata cuando ya sufrió algún ataque directo.
La oferta ha crecido paralelamente a la demanda. Ahora, además de alarmas sonoras, sistemas de monitoreo y circuitos cerrados de televisión, las empresas de seguridad ofrecen sistemas de localización por satélite GPS, vigilancia por medio de cámaras web, rayos infrarrojos, y otras opciones más.
La seguridad asistida es otra herramienta que ha tomado fuerza. El tiempo de respuesta que ofrecen las firmas oscila entre los diez y 15 minutos después de haber ocurrido el delito. Incluso algunas compañías tienen su propio cuerpo de socorro en caso de un ataque.

Ver comentarios