Crecerá oferta de técnicos
“Ya presentamos un diplomado al Conesup para su aprobación, aprovechando que en febrero la Procuraduría nos dio la razón”, indicó Silvia Castro, de Ulacit. Archivo/La República
Enviar

Carreras rápidas y de poca saturación beneficiarán a jóvenes y patronos

Crecerá oferta de técnicos

Universidades ofrecerán estos planes de estudio

A partir del primer cuatrimestre de 2014, usted encontrará diplomados y carreras técnicas en las universidades.
El costo es hasta un tercio menor al de un bachillerato universitario, y en algunos casos los técnicos son igual o mejor pagados que una persona con una formación universitaria superior.
Esta decisión impactará positivamente en el mercado, porque usted tendrá la oportunidad de estudiar carreras de alta demanda y en formatos de corta duración.
Usted tendrá más opciones a elegir si quiere estudiar un técnico u obtener un diplomado.
Los programas serán diferentes a los de bachiller o licenciatura, la clave será formar a los estudiantes en menos tiempo.
Lo que usted obtendrá al final del proceso será un título —si cursa en una universidad privada— distinto al de una parauniversitaria, pero con la misma validez.
La exigencia a las universidades será alta, para garantizar la calidad deberán presentar el plan de estudios y demostrar que cuentan con los laboratorios adecuados para impartir las carreras técnicas, explicó, Evelyn Chen, directora del Conesup.
En este momento, los programas están siendo diseñados por los centros de estudio para obtener el visto bueno, y la oferta estará a disposición de los estudiantes a más tardar en el primer cuatrimestre de 2014.
Esta posibilidad viene a robustecer una competencia, en la que ya participaban los colegios parauniversitarios, y fundaciones que trabajan en forma paralela a las universidades públicas como es el caso de Fundatec.
La inversión en la formación técnica es atractiva para todos.
Si quiere formación para ser administrador de empresas, una universidad ofrece programas de bachiller con duración que va de tres a cuatro años, llevando cuatro materias por bloque, y el costo promedio de cada curso es ¢80 mil.
La inversión al final será de unos ¢3 millones.
En tanto, un técnico requiere 300 horas, con un costo promedio por materia de ¢50 mil.
Esto quiere decir que requerirá un año para cursar nueve materias, invirtiendo unos ¢450 mil, excluyendo costos de matrícula.
Cuando el egresado de técnico llegue al mercado será bien recibido, porque por cada doctor egresado, los empresarios requieren hasta seis técnicos de nivel superior y medio.
Eso los cotiza hasta un 80% por encima de su salario base.
“Es necesario romper el mito de que lo principal es tener una licenciatura”, expresó Eric Quesada, director regional de Manpower.
El mercado requiere 45 mil técnicos en ciencias aplicadas a procesos de la producción, los cuales serán necesarios antes de 2016, señaló un estudio de Cinde.
En la actualidad, los puestos más difíciles de cubrir son los técnicos, junto con los graduados en ciencias exactas, como ingenieros, matemáticos y físicos.
En febrero, la Procuraduría de la República nombró al Conesup como responsable de agilizar los procesos, para que puedan ofrecer a sus estudiantes estas opciones.
Con anterioridad, las universidades privadas no podían ofrecer diplomados ni técnicos por un problema de interpretación. Tampoco existía certeza de la entidad que debería resolver el tema.

201305022310400.n11.jpg


Angie Calvo
[email protected]


Ver comentarios